Noticia

Nuevo Qashqai, un superventas mejorado

04 junio 2014

04 junio 2014

Nissan lanza una versión completamente nueva del Qashqai, uno de los cinco coches más vendidos en España, que destaca aún más por calidad y tecnología. En OCU hemos analizado la versión de gasóleo de 1.500 cc y 110 CV, a la venta por 22.500 euros.


Nissan lanza este año una versión completamente nueva del Qashqai, cuyo primer modelo fue el todocamino de mayor éxito en el mercado español, situándose entre los cinco coches más vendidos en nuestro país. Ese primer Qashqai estaba disponible con 5 y con 7 plazas, pero el nuevo llega únicamente con carrocería de 5 puertas. Es 5 cm más largo, 2 más ancho y ligeramente más bajo.

El nuevo Qashqai destaca por una notable mejora en calidad y tecnología. En OCU hemos analizado la versión de gasóleo la versión de 1.500 cc y 110 CV.

Mejor en todo

La mejora en cuanto a calidad con respecto a su predecesor se aprecia con recorrer unos pocos kilómetros. Los materiales transmiten esa sensación de calidad, con algunas excepciones, como los plásticos de la parte inferior del salpicadero. Pese a todo, el vehículo tiene algunos aspectos mejorables, como la ubicación del botón de apertura del depósito de combustible, que está bajo el volante, o la apertura del capó.

La accesibilidad es buena. El coche es espacioso en su parte delantera, con altura suficiente para personas de hasta 2,05 metros, mientras que detrás se rebaja a personas de hasta 1,90.

Como inconveniente, mencionar que es imposible instalar una silla de niños en el asiento central. Además, el coche ofrece anchura suficiente para dos adultos, pero escasa para tres en la zona trasera. El interior dispone de suficientes huecos para objetos.

Al volante, el panel de mandos aporta información sobre los parámetros más importantes del viaje, como consumo o autonomía. Las luces LED diurnas forman parte del equipamiento de serie. La visibilidad es aceptable, con la excepción de la visión diagonal, penalizada por el diseño del coche. El retrovisor interior es pequeño, todo lo contrario que los exteriores.

Confort con bajo consumo

El Qashqai proporciona un confort de viaje por encima de la media de la competencia, sobre todo en desplazamientos largos. El interior es silencioso, con un nivel de ruido medido de 68 dBA. Las vibraciones del motor de gasóleo sólo se notan en el arranque en frío. La suspensión absorbe las irregularidades del terreno correctamente. La climatización es mejorable, y tarda cierto tiempo en notarse en las plazas traseras.

En cuanto al maletero, OCU ha medido una capacidad de 365 litros, que aumentan a 740 con los asientos traseros abatidos. La puerta del maletero es fácil de abrir y cerrar. El interior es versátil.

El modelo analizado nos ha sorprendido gratamente por su elevada eficiencia, con un consumo medido de sólo 4,8 litros a los 100 km. La capacidad del depósito es de 55 litros, lo que le da una autonomía de más de 1.100 km. El propulsor responde bien a la petición de potencia, excepto en sexta velocidad, en la que el coche se muestra perezoso. El automóvil dispone de sistema start-stop, que funciona con rapidez.

La distancia de frenado del Qashqai es excelente. A 100 km/h necesita sólo 35 metros para detenerse. También es destacable el control activo de trazada, un sistema que monitoriza la conducción para mejorar la trazada y minimizar el subviraje.

Seguro y no muy caro

En cuanto al equipamiento de seguridad, dispone de airbags frontales, laterales y de cabeza, asistente a la frenada de emergencia, sistema de arranque en pendiente, control de trazada activo y distribución electrónica de frenado.

En las pruebas de seguridad de EuroNCAP, el Nissan ha obtenido 5 estrellas en 2014: 88% en protección de adultos, 83% en protección infantil, 69% en protección de peatones y 79% enasistencia a la seguridad.

La categoría del Nissan Qashqai, los todocamino compactos, es una de las que más novedades ha presentado en los últimos años. Entre los rivales del modelo analizado destacan el VW Tiguan, el Kia Sportage, el Hyundai ix35, el Dacia Duster, el Range Rover Evoque, el BMW X1, el Audi Q3, el Ford Kuga, o el Citroën C4 Aircross.

El precio del modelo que hemos probado (1.5 dCI Visia) es de 22.500 euros, similar al del Citroën C4 Aircross o al del Hyundai ix35, y casi 7.000 euros más barato que el BMW X1, pero también casi 7.000 euros más caro que el Dacia Duster.

Lo mejor

  • Espacio interior
  • Consumo de combustible
  • Equipamiento de serie

Lo peor

  • Sistema de climatización
  • Imposibilidad de instalar una sillita para niños en la plaza central trasera

Imprimir Enviar por email