Noticia

Las multas sin argumentos del Trànsit

25 marzo 2014

25 marzo 2014

Miles de conductores de Cataluña se han visto envueltos en un turbio asunto por, supuestamente, no haber pasado la ITV, aunque o sí habían la habían pasado en plazo o incluso habían dado de baja el coche multado. Trànsit culpa a la DGT y la DGT a Trànsit mientras llueven las reclamaciones.

Miles de conductores de Cataluña se han visto envueltos en un turbio asunto de imposición de multas por no pasar la Inspección Técnica de Vehículos (ITV), cuando resulta que o sí habían pasado la revisión en plazo o incluso habián dado de baja el vehículo multado hace años.

De hecho, el Servei Català de Trànsit (SCT) se ha visto obligado a parar las sanciones debido a que ha recibido un aluvión de reclamaciones y recursos por parte de conductores con la revisión en vigor a los que envió la notificación de la sanción, algunos de ellos titulares de coches dados de baja hasta hace diez años, por ejemplo.

Trànsit ha enviado desde el pasado mes de noviembre más de 400.000 requerimientos de pago por no pasar la ITV a otros tantos conductores, y ahora ha tenido que paralizar los cobros, aludiendo a que “ha habido errores en el Registro de vehículos de la Dirección General de Tráfico (DGT)”, ya que aunque el Tránsit opera en Cataluña depende directamente de Interior.

Trànsit culpa a la DGT de tener datos obsoletos, mientras que desde la DGT se apunta que este asunto es competencia de Industria de la Generalitat catalana y que no tienen nada que ver con los errores.

Tres tipos de recurso

De hecho, hay recursos de sancionados por no haber pasado la ITV que la tienen al corriente de plazo, que dieron de baja el vehículo o que simplemente ni siquiera hicieron uso del coche cuando señala la sanción. Son ya más de mil los recursos que se han presentado por estos requerimientos.

OCU recomienda que si eres uno de los afectados, reclames mediante un recurso al Servei Català de Trànsit (SCT). Tienes todas las de ganar en este escabroso asunto, que busca recaudar a cualquier precio, incluso sin argumento alguno.

No es nuevo

El pasado mes de noviembre, OCU se hizo eco de que la DGT había enviado cartas reclamando pagos a propietarios de vehículos con más de diez años, avisándoles de que su seguro o la ITV no estaban en regla. Muchos de esos vehículos, tanto coches como motos, llevaban años fuera de circulación. Entonces se utilizaron los archivos de la GDT para reclamar las sanciones.

España es uno de los países de Europa donde más sanciones de tráfico se imponen, como quedó patente en una reciente encuesta de OCU. Uno de cada cuatro conductores españoles fue sancionado en 2013, lo que supuso 658 millones de euros para el Estado y una media de 129 euros/año de desembolso por conductor.


Imprimir Enviar por email