Noticia

Mazda CX-3, buena opción para los amantes de los SUV pequeños

07 septiembre 2016
Mazda CX-3

07 septiembre 2016

Con el CX-3, Mazda se introduce en el sector de los SUV pequeños. En OCU hemos probado el modelo diésel de 1.500 CC y 105 CV, que ofrece un buen rendimiento, aunque también existen versiones de gasolina de 120 CV y 150 CV. Este coche está a la venta desde 18.000 euros.

Si vas a comprarte un coche, compara y elige entre cerca de 300 modelos de todas las marcas con nuestro

Comparador de Coches


Mazda apuesta con el CX-3 por su primer SUV pequeño. Y es que la moda de los SUV implica a coches de todos los tamaños, y los todocamino pequeños no son una excepción. Cada vez son más las marcas más que disponen de un modelo dentro de esta gama.

Hemos probado el Mazda CX-3 en su versión diésel de 105 CV con tracción delantera, aunque también están disponibles en España modelos de gasolina de 120 CV y 150 CV, bien con tracción delantera o bien con tracción a las cuatro ruedas.

Motor de buenas prestaciones

Aunque el motor del modelo que hemos analizado, el diésel  1.500 CC y 105 CV, no es demasiado potente, proporciona unas prestaciones más que aceptables, destacando sobre todo su capacidad de recuperación en marchas largas. Las vibraciones y el ruido sólo se notan a altas revoluciones.

La caja de cambios, manual y de 6 velocidades en el modelo analizado, es precisa y bien escalonada. En sexta se puede circular a 130 km/h y 2.300 revoluciones por minuto, teniendo todavía una reserva de potencia.

El consumo medio medido por el laboratorio es de 4,3 litros a los 100, ligeramente superior al homologado. En autopista, a 130 km/h el coche consume 5,5 litros a los 100 km.

Amplío y confortable

En las plazas delanteras el espacio es bastante amplio, con una altura de techo que permite viajar con comodidad incluso a las personas más altas. Pero las plazas traseras sólo son confortables para personas de hasta 1,75 m de altura, a no ser que los asientos delanteros se coloquen más adelantados. Se accede al coche de manera bastante cómoda, tanto a la hora de entrar como a la de salir.

El maletero tiene una capacidad de 265 litros hasta la bandeja en configuración de 5 plazas, que pasa a ser de 610 litros si se abaten los asientos traseros. Es una capacidad algo escasa si se compara con la de modelos similares de otras marcas. El portón es fácil de abrir y sólo se echa en falta más espacio para pequeños objetos.

La suspensión absorbe bien las irregularidades del asfalto, aunque resulta algo dura en la parte trasera. Los mandos son intuitivos y están bastante bien situados. Echamos en falta, eso sí, que los elevalunas suban o bajen automáticamente con un único toque.

La posición de conducción es buena, aunque el asiento de conductor no dispone ni de regulación lumbar ni de altura.

Seguro, pero ojo a las curvas

La distancia de frenado de 100 km/h a parado es de 37,7 metros, una buena cifra. Como punto negativo, en frenadas de emergencia en curvas el coche tiende a irse de atrás.

En cuanto al equipamiento de seguridad, el MX-3 dispone de serie en todas las versiones de asistencia a la frenada en ciudad, asistente de arranque en cuesta y control de presión de los neumáticos.

La visibilidad a través de los espejos es buena y es fácil detectar posibles obstáculos situados en la parte delantera. No ocurre lo mismo con la visibilidad trasera. El gran tamaño de los pilares de la carrocería y el diseño del cristal trasero dificultan bastante ver objetos que estén en la parte de atrás del coche.

Nos gusta

El Mazda CX-3 es una buena opción para personas interesadas en un SUV pequeño, aunque en el mercado tiene muchos rivales. Los coches más vendidos de su categoría son el Renault Captur, el Opel Mokka y el Peugeot 2008.

Otros automóviles que pueden competir con los coches de esta categoría son los monovolúmenes pequeños, que suelen ser más baratos, además de los utilitarios break.

Este coche, que aún no tiene resultados en las pruebas EuroNCAP, está a la venta desde 18.000 euros.

Lo mejor

  • Facilidad para entrar y salir del coche.
  • Espacio en las plazas delanteras.
  • Escaso nivel de ruido interior.

Lo peor

  • Visibilidad trasera limitada.
  • Diámetro de giro elevado.
  • Asiento de conductor sin reglaje en altura.

Imprimir Enviar por email
Exclusivo socios ocu

Este es un contenido reservado a socios

¿Eres socio? Identifícate para acceder

Soy socio

HAZTE SOCIO