Noticia

Variant, un Golf a lo grande

30 enero 2014

30 enero 2014

La versión familiar del exitoso Golf de Volkswagen promete dar que hablar. El Golf Variant es un coche amplio, confortable y seguro, y todo eso se paga. El precio es la mayor pega del modelo que hemos analizado, el diesel TDI de 150 cv, que está a la venta desde 25.980 euros.

La versión familiar del exitoso Volkswagen Golf se llama Variant y promete dar que hablar. Dispone de un habitáculo espacioso, procura una conducción confortable y es un coche privilegiado en cuanto a seguridad. La pega puede venir por su precio: la versión que hemos probado monta un motor TDI de 150 cv y está a la venta desde 25.980 euros.

Un coche polivalente

El modelo Variant es igual al tradicional desde la parte delantera hasta el pilar central. Ahí empiezan las diferencias, pues el coche que hemos analizado es 30 centímetros más largo que el convencional, lo que se aprovecha sobre todo en el maletero. Éste tiene una capacidad anunciada por el fabricante de 605 litros, más de 200 por encima de la versión compacta. Las medidas que OCU ha tomado, sin embargo, son mucho más discretas: con los asientos situados lo más atrás posible, 420 litros de capacidad (110 más que el modelo compacto).

En el interior, el espacio para las piernas es generoso, incluso mayor que en algunos monovolúmenes. En la parte delantera pueden viajar cómodamente personas de dos metros de altura, y en la trasera de hasta 1,95, aunque si viajan tres personas, el espacio resulta demasiado justo.

La visibilidad es bastante discreta. Delante no hay problemas, pero la visibilidad trasera es sólo aceptable. El retrovisor interior también tiene un campo de visión bastante limitado.

En cuanto a la accesibilidad, resulta fácil entrar y salir del coche, ya que el ángulo de apertura de puertas es amplio.

El acceso al maletero tambien es sencillo, y la altura de la boca de carga con respecto al suelo es de sólo 63 centímetros, lo que facilita la introducción del equipaje.

En el Golf Variant los mandos están bien ubicados y dispone de una gran pantalla táctil con sensores de proximidad. El inconveniente es que, al tener tanto equipamiento y posibilidades de personalización, lleva un tiempo hacerse con todos los controles del coche.

El volante se puede regular en altura y profundidad. Tiene distintas funciones, aunque los mandos son poco prácticos y pequeños. Existen amplias zonas para depositar objetos, tanto en las puertas como en la consola central.

El Variant tiene una buena suspensión y una dirección bastante directa. En cuanto al ruido, medimos 67 decibelios a velocidades elevadas. El sistema de climatización es sólo aceptable, ya que el calor tarda demasiado en notarse en las plazas traseras.

Le gusta la carretera

El modelo analizado, un diesel TDI de 150 cv y 1968 cm3 de cilindrada, tiene una caja de cambios de 6 velocidades, con un excelente manejo, que en nuestra prueba en carretera únicamente tuvo un consumo medio de 4,5 litros a los 100 km.

El equipamiento de seguridad de serie es amplísimo: airbags frontales y laterales delanteros, airbags de rodilla, airbags de cabeza delanteros y traseros, reposacabezas activos delanteros, control de estabilidad, detector de fatiga, frenado de emergencia anticolisiones, indicador de presión de neumáticos…

El Volkswagen Golf obtuvo 5 estrellas en las pruebas de seguridad EuroNCAP.

Lo mejor

  • Habitáculo espacioso.
  • Conducción confortable.
  • Equipamiento de seguridad.

Lo peor

  • Poca versatilidad en el interior.
  • Controles poco intuitivos.
  • Visibilidad mejorable.

Imprimir Enviar por email