Alerta

Fallos de frenado en Chrysler, Jeep y Dodge

03 abril 2014

03 abril 2014

Chrysler ha detectado problemas de corrosión en el sistema de frenado de 867.785 de sus modelos. Según la propia compañía, algunas partes expuestas al agua podrían corroerse y afectar al funcionamiento de los frenos si el agua se congela. Mira qué debes hacer si tienes uno.

Si quieres comprobar la fiabilidad de los distintos modelos de automóviles, entra en nuestra

Calculadora de Fiabilidad.

 

El fabricante estadounidense de automóviles Chrysler ha detectado problemas de corrosión en el sistema de frenado de 867.785 de sus modelos en todo el mundo, según ha comunicado la propia compañía. Algunas partes expuestas al agua podrían corroerse y afectar al funcionamiento de los frenos si el agua se congela.

Los fallos afectan tanto a modelos Chrysler como a Jeep y Dodge, y el fabricante ha iniciado una campaña para revisar los vehículos Jeep Grand Cherokee fabricados en Japón entre 2010 y 2014 y el Dodge Durango fabricado también durante esos años.

Chrysler ha señalado en un comunicado que 644.354 de estos vehículos afectados por el fallo se vendieron en Estados Unidos, 42.380 en Canadá, 21.376 en México y los 159.685 modelos restantes se vendieron en otros mercados.

Según la compañía, el sistema de frenado seguiría siendo eficaz pese a la corrosión, pero los usuarios podrían notar más resistencia en el pedal del freno. Chrysler asegura que ha tenido conocimiento de al menos un accidente relacionado con este problema.

Según datos de OCU, en España se matricularon unos 3.000 Jeep Grand Cherokee entre 2010 y 2014, y son los que podrían estar afectados por el fallo. Por ello, recomendamos a los propietarios de estos vehículos que se pongan en contacto con el concesionario, si éste no lo ha hecho ya, para comprobar si el vehículo está afectado y si es necesario proceder a la revisión.

OCU considera que, aunque es positivo que el fabricante reconozca los fallos y ponga los medios adecuados para subsanarnos, lo ideal sería que no existiera ningún fallo, especialmente relacionado con la seguridad, y que únicamente se pusieran a la venta coches debidamente probados.


Imprimir Enviar por email