Noticia

Competencia investiga al sector automovilístico

05 septiembre 2013

05 septiembre 2013

La Comisión Nacional de la Competencia encuentra “indicios racionales” de que los grandes distribuidores de coches y los concesionarios pactan los precios y de que los fabricantes comparten con ellos información estratégica y comercialmente sensible en el mercado español. 

Se trata de posibles prácticas anticompetitivas, calificadas como “muy graves”, que podrían acarrear multas de hasta el 10 % del volumen de negocio de estas empresas. Por este motivo, la Comisión Nacional de la Competencia ha abierto un expediente sancionador que podría afectar a buena parte del sector automovilístico. A partir de ahora, se abre el plazo de un año y medio para resolver los expedientes.

OCU se congratula con el trabajo realizado por la Comisión Nacional de la Competencia y considera que estas prácticas en el sector limitan el “derecho de elección” de los usuarios, ya que son contrarias al libre mercado de precios.

La competencia es sana para el mercado y mermarla es un ataque frontal a los derechos de los consumidores, porque puede suponer una subida indiscriminada de precios. OCU confía en que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), como nuevo organismo regulador, ejerza su actividad con la misma efectividad que lo viene haciendo la Comisión Nacional de la Competencia.