Noticia

La CNC investiga los precios de los carburantes

21 junio 2013

21 junio 2013

Los precios de los carburantes han podido ser pactados por algunas empresas operadoras petrolíferas, en lo que constituiría todo un atentado contra la libre competencia. Por ello, la Comisión Nacional de la Competencia comenzó  en mayo a realizar inspecciones.

Si quieres encontrar la gasolinera próxima más barata, accede a nuestro

Comparador de Gasolineras.

 

La Comisión Nacional de la Competencia (CNC) ha comenzado a investigar si algunas empresas operadoras de productos petrolíferos han estado pactando los precios de los carburantes, lo que sin duda constituiría un atentado contra la libre competencia.

A finales del pasado mes de mayo, la CNC comenzó a realizar inspecciones en varias empresas petrolíferas y en una asociación sectorial con el fin de determinar si se han producido abusos y acuerdos en materia de precios.

Se trata de una decisión muy esperada, tras asistir en los últimos meses a prácticas como el efecto lunes, que conlleva que ese día de la semana, como por arte de magia, los precios de los combustibles en las gasolineras sean sensiblemente inferiores a los de días anteriores y posteriores.

Este hecho ya fue denunciado por la OCU, incluyendo una investigación que demostraba como las principales compañías, que copan la mayoría de la distribución de carburante en España, incurrían en esa práctica y presentaban unos perfiles de precios prácticamente iguales entre ellas.

Este trabajo se presentó tanto en la Comisión Nacional de la Energía (CNE) como ante la CNC, solicitando la OCU a éstas la acción que acaba de producirse, una investigación y reclamando, en el caso de encontrar prácticas restrictivas de la competencia, sanciones para las compañías participantes en la adulteración de los precios.

No es la única acción sospechosa detectada. Destaca también el denominado efecto cohete y pluma, que consiste en que cuando los precios del petróleo suben, se trasladan las subidas rápidamente a los precios de los combustibles, y cuando los precios del petróleo bajan, el traslado es mucho más lento.

La apertura ahora de esta investigación supone un respaldo a la postura de la OCU sobre estas malas prácticas de algunas petroleras, compartida por la CNE. La consecuencia final de estas acciones fraudulentas es la enorme dificultad para encontrar diferencias considerables de precio entre gasolineras y que, por lo tanto, no exista una competencia real en el mercado, lo que está incidiendo muy negativamente en los bolsillos de los consumidores.


Imprimir Enviar por email