Informe

Seguros de moto: pocas alternativas, pero hay

01 abril 2014
moto

Si vas a contratar un seguro de moto o cambiar de compañía, hay una serie de pautas que debes seguir para no llevarte sorpresas. Las condiciones de estos seguros son especialmente duras con los jóvenes y los inexpertos, pero hay algunas opciones interesantes.

A todo riesgo: difícil y caro

La cobertura del seguro a todo riesgo comprende cobertura a terceros, más daños propios, incendio y robo, e incluyen una franquicia. Pocas compañías comercializan el seguro de motos a todo riesgo y las primas de las que lo hacen son muy elevadas, o bien la franquicia es muy alta. 

Ninguna aseguradora indemniza por el valor de una moto nueva después del primer año, y en los posteriores lo más habitual será indemnizar únicamente con el valor venal: lo que nos pagarían en un concesionario por venderle la moto. En los mejores casos, con el valor de reposición -lo que costaría comprar en un concesionario una moto de antigüedad y características similares- o el valor venal mejorado con un 30 %; es decir, el 130 % del propio valor venal, que según el ejemplo siguiente resultaría un valor similar al valor de reposición.

En la siguiente tabla, se puede observar la rápida depreciación del valor venal, expresado en porcentaje sobre le valor de una motocicleta Yamaha de 500 cc:

  Valor venal
 Valor de reposición
Nueva
 100%  100%
 Con 1 año
 61%  82%
 Con 2 años
 58%  75%
 Con 3 años
 51%  70%
 Con 4 años
 48%  66%
 Con 5 años
 45%  58%