Informe

Pagamos más que la mayoría por los carburantes

11 abril 2014
Repostar

11 abril 2014

Los precios de los carburantes en España no son los más altos de Europa, pero nos salen más caros por nuestro menor poder adquisitivo. Sólo a los italianos y a los portugueses les resultan más caro repostar que a los españoles.

Sin apenas competencia

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha denunciado ahora la situación del mercado de los carburantes en España. Según sus estudios, el precio de la gasolina es más bajo que en la de la mayoría de los países de nuestro entorno, pero la situación cambia cuando el análisis se centra en los precios antes de impuestos.

En este caso, los precios de la gasolina y del diésel en España se sitúan entre los más caros de Europa. Este hecho también ha sido denunciado por OCU en un artículo que Compra-Maestra publica este abril bajo el título Gasolinas: competencia por los suelos.

El coste tan elevado de los carburantes antes de impuestos podía deberse a que nos costaba más producirlos o a márgenes comerciales más elevados, como apunta claramente el CNMC cuando denuncia que los márgenes de las petroleras se han incrementado en el último año un 25% en las gasolinas y un 11% en el caso del diésel. Así, es evidente que lo único que nos salva de tener los precios de los carburantes entre los más altos de Europa es la menor fiscalidad.

Pero el precio de la gasolina y del diésel ha tendido a igualarse mucho en España con respecto a los de otros países europeos, e incluso ya superamos los precios medios de Francia. Pero la renta de los españoles no es ni parecida a la de los franceses, es mucho menor.


Imprimir Enviar por email