Noticia

Polideportivos, diferencias de campeonato

28 octubre 2014
Polideportivos

28 octubre 2014

El precio de las instalaciones deportivas municipales se ha incrementado notablemente en España en los últimos años, e incluso ya no es accesible para muchos. Tras comparar los precios de estas instalaciones en 27 ciudades apreciamos, además, diferencias en las cuotas de hasta el 90%.

Cada vez somos más conscientes de la importancia de mantenernos en forma, sobre todo en las ciudades, donde no siempre se dispone de instalaciones adecuadas para practicar diferentes deportes y donde, si la oferta sí es amplia, los precios por hacer uso de las instalaciones llegan a variar de manera notable, como ha podido comprobar OCU al realizar una encuesta en 27 ciudades españolas.

El precio por el uso de las instalaciones municipales, de cualquier tipo, se ha incrementado de por sí notablemente en menos de una década, debido sobre todo al endeudamiento de los ayuntamientos, que se ha traducido en aumentos generalizados de las cuotas. De hecho, OCU ya realizó un estudio sobre instalaciones deportivas municipales en 2005 que, contrastado con la actual encuesta, pone de manifiesto que el incremento medio del precio en 9 años ha sido de hasta el 40% si hablamos del uso libre de la piscina, algo más del doble de lo que ha ha crecido el IPC en este tiempo.

Más de la mitad de los usuarios asegura que dispone de un polideportivo público o una piscina cubierta a menos de 15 minutos de su casa. Sin embargo las diferencias de precios por el uso de estas instalaciones son abismales entre ciudades.

Diferencias del 90% por lo mismo

Otro estudio, en este caso del CIS, revelaba en 2010 que la mitad de los españoles que practicaban algún deporte lo hacía en instalaciones minicipales. Ahora, al comparar el precio de cuatro de disciplinas deportivas habituales (natación, pádel, pilates y fútbol 7), comprobamos que realizar la misma en distinta instalación puede conllevar una diferencia en el precio de hasta el 90%, y mínima del 80%.

Acudir de manera habitual a una piscina municipal cuesta en Barcelona 392 euros de media por temporada (9 meses), mientras que en Logroño son 74 euros. Diferencias abismales como ésta se aprecian también entre ciudades en el caso del alquiler de una instalación de pádel: 36 euros en Barcelona por 3 de Oviedo, La Coruña o Córdoba. Por otra parte, una mensualidad de clases de pilates cuesta una media de 86 euros en Bilbao por los 6 euros que desembolsaríamos en La Coruña. En el caso del fútbol 7, practicarlo en Cuenca conllevaría un gasto de 60 euros para una única hora de disfrute de la instalación, mientras que en Valladolid pagaríamos sólo 5 euros.

Barcelona es, con diferencia, la ciudad española donde más caro resulta practicar un deporte en instalaciones municipales, seguida de Bilbao y Palma de Mallorca. Por contra, las ciudades más baratas son La Coruña, Badajoz y Murcia.

OCU pide deporte para todos

Hacer deporte debería estar al alcance de todos los bolsillos. Por ello, OCU quiere denunciar las grandes diferencias que conlleva hacerlo entre ciudades españolas y el fuerte incremento global del precio de estas instalaciones, propiciadas por ayuntamientos de todo el país. Este hecho nos parece preocupante, sobre todo porque queda patente que el dinero público invertido en dotar a las ciudades de instalaciones deportivas cae en saco roto y los precios no resultan asequibles para todos. OCU apuesta por los innumerables beneficios del deporte y considera que debería de ser accesible a toda la sociedad.

Por desgracia, este encarecimiento de los precios en los polideportivos municipales ha motivado que en algunas ciudades los gimnasios privados de bajo coste o low cost, sean actualmente una alternativa más económica que la mayoría de polideportivos municipales.


Imprimir Enviar por email