Informe

Fixies: bicis retro para urbanitas

06 marzo 2013
Fixies: bicis retro

06 marzo 2013

Es lo último en bicis urbanas. Son bicicletas sin marchas, de pedaleo continuo, muy simples y ligeras, con un aire antiguo y un poco retro. Te contamos sus ventajas y sus inconvenientes. 

Mejor con doble piñón

Antes de comprar una fixie, pruébala. Es probable que la disfrutes desde el primer momento, pero hay personas que no terminan de adaptarse al pedaleo continuo. Aunque para salvar esta circunstancia basta con instalar una rueda trasera con doble piñón reversible; es decir, una rueda con dos piñones, uno a cada lado: uno fijo y el otro libre. Así, simplemente, dándole la vuelta a la rueda trasera, podrás circular como siempre.

Si quieres ahorrar en la fixie y, sobre todo, si quieres darle un aire más personal, búscate un cuadro de una bici de carretera antigua y pide que te monten el resto a tu gusto.

Es importante que elijas bien la forma del sillín y del manillar, ya son los factores que más influyen en tu comodidad.

Y verifica que la bici incluye al menos el freno delantero: garantiza tu seguridad.