Informe

Razones para moverte en bici por tu ciudad

01 febrero 2016
Bicicletas

01 febrero 2016

Desplazarse en bici por la ciudad está de moda. Ya sea por economía, salud o diversión, cada vez son más los que cambiar el coche o el transporte público por la bicicleta. Entrevistamos a cinco entusiastas de la bici, que la usan a diario para ir a trabajar, o lo que se tercie.

Ángel: "Si hace frío, te abrigas"

Ángel es nuestro ciclista más veterano, pues hace ya ocho años que se decidió a acudir cada día al trabajo en bicicleta. Cada día recorre 16 kilómetros para desplazarse de casa al trabajo y viceversa y, a diferencia del resto de entrevistados, no utiliza la bici para nada más. Ángel ha tenido únicamente dos percances en ocho años y precisamente ahora se recupera del segundo, que le ha costado fisurarse una costilla.

¿Por qué vas a trabajar en bici?

Empecé hace muchos años. Antes vivía fuera de Madrid y cuando me vine se me complicó un poco poder montar y opté por la bici para ir a trabajar. Por entonces sólo había bicis plegables.

¿Desde cuándo la utilizas?

Desde hace ya ocho años.

¿La usas todo el año, aunque llueva o haga frío?

Todo el año, sí. Al principio no la usaba cuando llovía por el riesgo de patinar y caerme, pero le cambié las ruedas a la bici y le puse un poco de taco y me dije: el agua es agua nada más. Y si hace frío, lo mismo: te abrigas.

¿Crees que ahora hay más ciclistas que hace unos años?

En Madrid, sí, muchos más, y además se ve a gente más joven que antes.

Además de para ir al trabajo, ¿para qué más utilizas la bici?

Normalmente no la utilizo para nada más.

¿Dónde la aparcas?

En casa, dentro de casa, en un rincón; en el trabajo, en el garaje, pues tenemos espacio; y en la calle no la suelo aparcar.

¿Has tenido algún percance?

Robos no he tenido; percances, alguno. Pero en ocho años sólo he tenido dos caídas y las dos iguales: una por un charco de aceite que creía que era agua, y la otra por una combinación de factores que me hicieron caerme y hacerme una fisura.

¿Alguna anécdota curiosa?

He tenido alguna disputa con algún conductor. Pero las mejores anécdotas las he tenido siempre en las marchas ciclonudistas, que tienen un punto transgresor que me gusta mucho. Me encanta ver la cara de la gente mientras monta desnuda en bici. Te miran y no te ven.

¿Está tu ciudad preparada para poder utilizar la bici?

No. Quizá ahora lo esté un poco más, pero falta mucho. Al principio pensaba que era más sencillo montar en bici en Madrid, pero la ciudad no está preparada. Debería aislar más las bicis del resto de vehículos.

¿Qué cambiarías?

Cambiaría las normas para equiparar al menos las bicis con el resto de vehículos. Las motos pueden ir por el carril-bus y las bicis no, por ejemplo, y no me parece bien. Deberíamos poder usar el carril bus y si alguien tiene que esperar, que espere. Cambiar una ciudad entera es imposible.

¿Cómo animarías a alguien a aficionarse a desplazarse en bici?

El tema económico es importante, pero hay más. Mi bici me costó 500 euros y ya la he amortizado más que de sobra con lo que me he ahorrado en transporte o en gimnasio. Montar en bici también tiene un punto de originalidad, porque eres otra cosa, con una filosofía distinta a la de la mayoría de la gente.