Informe

Razones para moverte en bici por tu ciudad

01 febrero 2016
Bicicletas

01 febrero 2016

Desplazarse en bici por la ciudad está de moda. Ya sea por economía, salud o diversión, cada vez son más los que cambiar el coche o el transporte público por la bicicleta. Entrevistamos a cinco entusiastas de la bici, que la usan a diario para ir a trabajar, o lo que se tercie.

Ana: "El carril-bici es el carril-perro"

Ana lleva un par de años yendo al trabajo en bici. Se lo planteó como una opción para hacer deporte y además evitar el metro. Cada día recorre 18 kilómetros de casa al trabajo y del trabajo a casa, aunque para ella lo más difícil llega a la hora de abordar el carril-bici, porque asegura que se ha convertido en el "carril-perro".

¿Por qué vas a trabajar en bici?

Porque me gusta mucho. No tengo muchas oportunidades de hacer deporte y tampoco quiero pagar un gimnasio, así que es mi única opción. Ir a trabajar en el metro se me hace muy pesado y me agobio, así que la bici es una buena alternativa.

¿Desde cuándo la utilizas?

Desde hace dos años, y regularmente, desde hace un año y medio más o menos. Este año la estoy usando mucho más que el pasado.

¿La usas todo el año, aunque llueva o haga frío?

Casi todos los días, aproximadamente unos tres cuartos del año. Si hace mucho frío, no la cojo. Si llueve, alguna vez sí. También descanso algún día, pero pocos, porque el esfuerzo vale la pena.

¿Hay más ciclistas ahora que hace unos años?

Sí, o eso o yo me fijo más. Ahora hay muchísimos ciclistas y hasta en la tele se habla muchísimo de la bici. El otro día vi que hay gente que se dedica incluso a animar a otros a que monten en bici, como hicieron comingo mis compañeros.

Además de para ir al trabajo, ¿para qué más utilizas la bici?

Para dar paseos por el Retiro, por el parque Tierno Galván, y cuando voy al pueblo también me la llevo.

¿Dónde la aparcas?

En el trabajo, en el garaje, y en casa en un cuartito. En la calle la aparco poco, pero cuando lo hago la dejo siempre cerca de casa de alguien.

¿Has tenido algún percance?

Ninguno grave, pero sí muchos sustos. En un paso de cebra una vez casi me atropella un taxista, y otra vez una señora se saltó un semáforo y al tratar de esquivarla acabé en la mediana.

¿Alguna anécdota curiosa?

La gente ha convertido el carril-bici en el carril-perro. Los sacan y se paran ahí a hablar, y cuando pasas con la bici parece que quien molesta eres tú, y no ellos. Y encima se molestan si les dices algo y te lo recriminan.

¿Está tu ciudad preparada para poder utilizar la bici?

No. Incluso me daba un poco de mal rollo coger la bici hasta que me acostumbre, porque la ciudad impone mucho al principio, sobre todo porque compartimos la vía con los coches y da un poco de miedo, aunque no he tenido problemas. Normalmente los coches no te atosigan mucho, pero la bici debería ser un vehículo más, y no es así.

¿Qué cambiarías?

Quitaría espacio a los coches y también quitaría zonas de aparcamiento para que hubiera más espacio para carriles-bici. Los coches aparcados ocupan mucho.

¿Cómo animarías a alguien a aficionarse a desplazarse en bici?

Diciéndole que yo me siento muy bien montando en bici y que es una sensación muy placentera. Me relaja, me despeja la cabeza... Me da todo lo que no me pasa en el metro, y además tardo menos. Y además de ahorrar tiempo, ahorras dinero.