Informe

¡Que no te roben la bici!

26 marzo 2018
antirrobo de bicicletas

26 marzo 2018

Si no quieres encontrarte con sorpresas desagradables cuando vayas a coger tu bicicleta, te recomendamos que uses un antirrobo adecuado. Hay de diferentes tipos y precios además de novedosos dispositivos vinculados a una app que pueden localizar tu bici en caso de robo. Te los mostramos.

Más vale prevenir

Te aconsejamos que seas precavido y hagas caso de estos 10 consejos que te ayudarán a prevenir el robo e incluso a recuperar tu bicicleta si le has perdido el rastro:

  • Cuando compres una bicicleta guarda siempre el ticket de compra e incluso una versión escaneada del mismo por si con el paso del tiempo el original resulta ilegible. Anota también todos los detalles que puedas sobre la misma: marca, modelo, color, número del cuadro, etc. y sácale una foto.
  • Registra tu bicicleta. La Red de Ciudades por la Bicicleta junto con la DGT, la policía local y unos 50 ayuntamientos participan en Biciregistro.es, un registro de bicicletas válido en todo el territorio nacional. El coste de registro es de 7 euros que incluyen un kit de marcaje si te encuentras en alguno de los ayuntamientos adheridos.
  • Valora la opción de que tu seguro del hogar incluya el robo de tu bicicleta o incluso la posibilidad de contratar un seguro específico si tu bicicleta tiene un alto valor económico. Es posible que el seguro exija que utilices un antirrobo con un determinado nivel de seguridad. Conserva también el ticket de compra del mismo.
  • Deja tu bicicleta en un lugar a la vista de los transeúntes. 
  • Utiliza un antirrobo para bicicletas. Cuanto más cara sea la bicicleta y más largas sean tus paradas más dinero tendrás que invertir en él.
  • Cuando aparques la bicicleta sujétala a un punto fijo que sea al menos tan resistente como el antirrobo que utilizas.
  • Para que la bicicleta esté bien sujeta opta por un antirrobo que te permita anclar la rueda y el cuadro a un punto fijo. Es más seguro que sujetar solo el cuadro.
  • El antirrobo siempre debe quedar en alto y nunca debe tocar el suelo. Así al ladrón le costará más llevarse la bicicleta porque no puede apoyar la herramienta en el suelo para hacer fuerza.
  • Consulta la ordenanza municipal sobre el estacionamiento de bicicletas. Muchos municipios prohíben el anclaje a farolas, señales de tráfico, aparcamientos vinculados al sistema público de alquiler de bicicletas, árboles o mobiliario urbano. Otros permiten el anclaje a mobiliario urbano, pero solo bajo determinadas circunstancias: que no haya una zona adecuada de estacionamiento de bicicletas o que esté completa y la siguiente esté muy alejada, por ejemplo. En muchos casos, tampoco es posible estacionar la bicicleta en paradas de transporte público, salidas de emergencia y además se establecen condiciones que garanticen la adecuada circulación de los peatones cuando se estaciona la bicicleta en la acera.
  • Si guardas varias bicicletas en casa y no tienes un punto fijo al que sujetarlas, conviene al menos encadenarlas juntas. Al ladrón le resultará más difícil llevarse las bicicletas porque al estar juntas tiene que transportar más peso de una sola vez.
  • En caso de robo, pon una denuncia en la policía. Eso sí, asegúrate antes de que no se la hayan llevado los servicios municipales por estar mal estacionada. También puedes buscarla tú mismo en webs de segunda mano, por ejemplo, por si el ladrón está intentando venderla.