Guía de compra

Bicicletas plegables: guía de compra

19 agosto 2016

19 agosto 2016

Guía de compra

Las bicicletas plegables son sin duda una buena opción para desplazarse de casa al trabajo y viceversa. Su ventaja es que, al plegarse y ocupar menos espacio, puedes llevarlas contigo en vez de dejar la bicicleta aparcada en la calle. Los modelos plegables también resultan idóneos si tu vivienda no cuenta con un garaje o trastero y permiten transportar la bicicleta de forma sencilla en el maletero de un vehículo o en el tren. Su reducido tamaño también facilita llevarla en el transporte público allí donde la normativa lo permite.

¿Qué debes tener en cuenta?

A diferencia de las bicicletas convencionales donde el tamaño de rueda habitual son 26”, las bicicletas plegables se caracterizan por contar con unas ruedas de menor tamaño, normalmente 16” o 20” para ocupar menos espacio. 

En las bicicletas plegables no hay tallas: su diseño permite que se adpaten a diferentes tipos de usuarios. 

Son más ligeras que otros tipos de bicicletas, pesan de media unos 13,5 kg

La mayoría de las plegables cuentan con varias velocidades para adaptar el esfuerzo del ciclista a las condiciones del terreno, aunque su número es muy inferior a las que ofrece una bicicleta de montaña, por ejemplo. 

Antes de comprar la bicicleta lo mejor es probarla, de esta forma también puedes aprovechar para que el dependiente de la tienda te explique cómo se pliega. 


Imprimir Enviar por email