Guía de compra

Guía de compra de vinos

22 abril 2016

22 abril 2016

¿Quieres comprar un buen vino y no sabes cuál? En OCU analizamos y comparamos 300 vinos de calidad de las principales Denominaciones de Origen y te ofrecemos toda la información que necesitas para conocer mejor el mundo del vino. ¡Conviértete en todo un experto en vinos!

Tipos de vino

  • Jóvenes: Vinos del año que conservan las características frescas y afrutadas de la uva, pero que a su vez duran menos tiempo.
  • Crianza: Vinos que han pasada un periodo de crianza de mínimo 24 meses, de los cuales 6 en barrica.
  • Reserva: Vinos de buena cosecha que han reposado 36 meses, de los cuales al menos 12 han sido en barrica.
  • Gran reserva: Vinos de cosechas excepcionales. Están 60 meses en reposo, 18 meses en barrica y el resto en botella.

Distintos vinos...

  • Tintos: Están elaborados por uvas maceradas y fermentadas con su hollejo con el fin de extraer su aroma y color. Son los más consumidos.
  • Blancos: Elaborados a partir de uvas blancas maceradas con su hollejo y retirado antes de su fermentación. Estos vinos también pueden ser de uvas rojas, pero en este

    caso, la maceración y sin hollejo.
  • Rosados: Elaboradas con uvas maceradas con sus hollejos y eliminados antes de su fermentación.
  • Espumosos: Contienen gas carbónico, casi siempre por culpa de una segunda fermentación. El más famoso es el cava.
  • Generosos: Vinos blancos de uva Palomino a los que se añade alcohol hasta llegar a los 15º. Dentro de estos se encuentran: los finos y manzanillas: elaborados por crianza biológica; y los amontillados, olorosos y palo que se elaboran por crianza oxidativa.
  • Otros: Los Pedro Ximénez, los Fondillon o los vinos de hielo.

La temperatura importa

Es importante saber que un vino no ha de tomarse ni muy frío, ni muy caliente. Si el vino que tomamos está muy frío (2°C o 4°C) no podremos percibir sus aromas y acentuaremos sus sabores ácidos. Por otro lado, si tomamos el vino caliente (por encima de 20°C) lo que pasará es que percibiremos mucho más los alcoholes y además, acentuaremos los sabores dulces de dicho vino. ¡Apunta la temperatura ideal para cada vino!

-        Vino espumoso (cava, champán, de aguja…): 7°C.

-        Vino blanco dulce (moscatel, Pedro Ximénez): 8°C.

-        Vino tinto joven: 9°C.

-        Vino blanco joven seco y vino rosado: 10°C.

-        Vino generoso (Jerez, Manzanilla, oloroso…): 11°C.

-        Vino blanco fermentado en barrica: 12°C.

-        Vino tinto crianza: 15°C.

-        Vino tinto reserva y gran reserva: 17°C.

Si el vino está muy caliente y lo que queremos es enfriarlo, lo mejor es que introduzcamos la botella en un recipiente con agua y hielo durante unos minutos. Además de ser la mejor forma para enfriarlo, es la más rápida.

¡Es importante saber que los cambios bruscos de temperatura pueden estropear el vino!

Vinos y comida

Cuando tomamos vino en la comida o en la cena lo que queremos es sacar lo mejor de ambos, pero a veces no lo conseguimos. Esto se debe a que no sabemos elegir el vino correcto para cada comida. Lo ideal es que se potencie su sabor y que por el contrario, no se tapen entre ellos. ¿Y cómo hacemos esto? Aquí os dejamos algunas de nuestras reglas de oro:

  1. No debéis servir muchos vinos distintos en la misma comida, ya que el exceso de sabores no es lo más recomendable.
  2. En el caso de servir solo un vino, lo mejor es que este vino sea sencillo y esté acorde con el plato principal.
  3. Primero van los vinos ligeros, y luego los vinos con cuerpo.
  4. Lo mismo pasa con los vinos frescos y los vinos de temperatura ambiente. Empecemos con los frescos y acabemos con los de temperatura ambiente.
  5. Los vinos secos resultan mejor con el aperitivo, en cambio los dulces son mejores para la comida.

Los 4 consejos del bodeguero

  1. Evitar comprar vinos en tiendas con exceso de temperatura o que tengan las botellas expuestas al sol.
  2. Si vas a comprar un vino rosado, blanco joven o tinto joven, comprueba que no tenga más de un año de antigüedad.
  3. Los mejores sitios para comprar vino: las tiendas especializadas y las bodegas.
  4. Cuidado con las ofertas de cajas de botellas. Asegúrate de que dispones de una nevera especial o una bodega para guardarlo. Recuerda que una vez comprado el vino, rara es la vez que su calidad mejora.

El vino también engorda

Seguro que con esta información os habéis vuelto unos expertos en vino y estáis deseando ir a comprar vuestro vino ideal para la ocasión, pero no os olvidéis de una cosa… ¡el vino también engorda! Cada gramo de alcohol aporta 7 kilocalorías, por eso lo mejor es acompañar las comidas con agua o bebidas sin alcohol, aunque como se dice: ¡una vez al año no hace daño!


Imprimir Enviar por email