Noticia

Anisakis en el pescado: elevan a 5 días la congelación para evitar riesgos

10 julio 2018
anisakis congelacion

10 julio 2018

La aparición de algunos casos por infestación de anisakis después de una congelación insuficiente ha llevado a las autoridades sanitarias a aumentar de dos a cinco días y a una temperatura de -20º C el tiempo de congelación previa antes de su consumo crudo o semicocinado. Aclaramos tus dudas sobre este parásito del pescado que provoca gastroenteritis y reacciones alérgicas.

 

La Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN) ha publicado un nuevo folleto informativo sobre anisakis y cómo prevenirlo. Esta decisión viene a raíz de una reevaluación de la situación y algunos casos descritos de personas afectadas en España por anisakis después de una congelación que ha resultado ser insuficiente.

La novedad más importante es el aumento en los días y grados de congelación necesarios para el pescado que se va a consumir crudo y semicrudo. Ha pasado de dos a cinco días y a una temperatura de -20ºC.

Un frigorífico con menos de tres estrellas no asegura la eliminación del anisakis en 48 horas

Si comes pescado crudo o sometido a preparaciones que no matan al parásito, deberás congelarlo. Para poder congelar en casa, tu frigorífico debe alcanzar una temperatura de -20ºC o inferior y mantener el producto congelado durante cinco días. Esta temperatura solo se alcanza en frigoríficos de tres estrellas (***) o más por lo que aumentando los días de congelado nos aseguramos de la no supervivencia del parásito en congeladores domésticos que no lleguen a la temperatura adecuada en el centro de la pieza. Si tu frigorífico tiene menos de tres estrellas, la recomendación de la AECOSAN es comprar el pescado ya congelado.

Algunos consejos a recordar…

  • No hace falta congelar en casa todo el pescado fresco, solo el que se va consumir crudo o semicrudo. Boquerones en vinagre y otros pescados en escabeche; sushi, sashimi, ceviches y carpacios; pescados marinados (ceviche); huevas de pescado crudas o prácticamente crudas; arenques y otros pescados crudos preparados en salmuera o ligeramente salados o pescados marinos sometidos a ahumados en frío son el tipo de preparaciones donde hace falta congelar.
  • Los salazones sí que son seguras, tanto bacalao como anchoas alcanzan la salinidad suficiente para inactivar el parásito.
  • No es necesario congelar si se va a freír, hornear o hacer a la plancha asegurándose que se llega a 60ºC en el centro de la pieza (es decir que la carne del pescado deja de estar traslucida y se vuelve opaca, blanquecina).
  • Cefalópodos y crustáceos ( calamares, gambas, y similares) siguen la misma regla que los pescados, ya que también pueden tener anisakis.
  • Los establecimientos que sirven comida a los consumidores o que elaboran estos productos para su venta al consumidor final deben garantizar que los productos han sido previamente congelados en las condiciones establecidas por la Legislación nacional. Por lo tanto, en restaurantes o si compramos comida preparada esta precaución se habrá tenido en cuenta.
  • Las personas que tengan alergia deben consultar a su médico sobre las formas de actuar ya que mientras que la mayoría de alérgicos con los anisakis inactivados no manifiestan síntomas, en otros sí puede haber síntomas incluso con anisakis inactivados.

Los beneficios del consumo de pescado compensan con mucho los riesgos de consumirlo, por lo que no debes dejar de comer pescado por este motivo. Hay que conocer los riesgos, saber evitarlos y disfrutar del pescado que es un alimento imprescindible en la dieta.

Si quieres saber más sobre el anisakis consulta:

Anisakis: conocerlo es combatirlo


Imprimir Enviar por email