Informe

¿Nos comemos los tóxicos de los envases?

01 febrero 2017
Seguridad alimentaria

01 febrero 2017

Algunos expertos afirman que ciertas sustancias potencialmente peligrosas pueden pasar del envase al alimento. Sin embargo, falta información acerca de los efectos y riesgos sanitarios que tiene esa “migración”. Te contamos los posibles peligros para la salud, los alimentos con mayor riesgo de migrar y los materiales más seguros. 

Los envases usados son menos peligrosos

Los utensilios usados o decolorados pueden ser incluso más seguros que los nuevos. Un ejemplo: cuando el revestimiento antiadherente de una sartén se desgasta, corremos el riesgo de ingerir algunas partículas de teflón, pero como nuestro organismo no las puede absorber simplemente las eliminaremos, sin más consecuencias para la salud.  Paradójicamente, el riesgo de migración total es mayor en una sartén nueva con su capa antiadherente aún intacta.

Lo mismo ocurre con los contenedores de plástico: cuanto más se usan, menos riesgo de migración. Hoy en día, los polímeros inestables prácticamente han desaparecido de los envases, sobre todo por la problemática del bisfenol A.

Por otra parte, la limpieza de los contenedores nuevos y del material de cocina no son la solución, ya que el agua sólo elimina las sustancias que se disuelven en ella. En cambio, el uso continuado de los envases sí reduce la migración debido a que los materiales pierden poco a poco sus partículas migrantes y, con el tiempo, acaban siendo “más limpios”.

Reutiliza los envases solo para el mismo uso

No utilices envases que no sean para alimentos, ni los calientes si eran de alimentos fríos. Si se reutiliza el envase para el mismo tipo de alimentos que lo contenía, en condiciones similares y bien limpios, no existe riesgo de migración. Las botellas de agua PET también pueden usarse para vinagre o aceite. Pero hay que evitar someter los contenedores a situaciones para las que no están preparados, como por ejemplo calentar una tarrina pensada para contener helado.


Imprimir Enviar por email