Noticia

La leche para deportistas no es más que otro truco de marketing

22 octubre 2015
leche

22 octubre 2015

Ya no saben qué inventar, pero se les siguen ocurriendo cosas. La leche "para deportistas" idolatra a las proteínas y sataniza a la lactosa. No aporta nada especial para quien haga deporte, pero sin lugar a dudas le saldrá más cara que una leche normal. 

Una de las últimas modas en el mundo de la nutrición mal entendida es hablar mucho de ingredientes y poco de alimentos

Es decir, obsesionarse con las propiedades cuasi-milagrosas o cuasi-devastadoras de un determinado ingrediente, olvidando que la gente no come ingredientes sino alimentos complejos. 

Siguiendo esta lógica, nuestra despensa se parece a una botica y nosotros seríamos alquimistas que dosificamos pócimas. 

Poniéndole un extra a la leche

Si quieres venderlo más caro, tiene que parecer especial. ¿Cómo hacerlo si tu producto es simplemente leche? Añadiéndole un ingrediente "mágico" y montando una buena campaña publicitaria. 

En el caso de las leches para deportistas, se le añaden proteínas y se le quita lactosa. 

  • La Sport Life de Central Lechera Asturiana, "bebida láctea recuperante para deportistas", no tiene lactosa pero lleva sales minerales, miel y sal.  
  • La Pascual Desnatada Pro apuesta por aumentar en un 50% las proteínas naturales de la leche. 

La realidad es que estas leches no te hacen falta aunque hagas mucho deporte

Cualquier leche sirve para recuperarse del esfuerzo, aunque vienen mejor las que sí que tienen lactosa (por los hidratos). 

  • Proteínas: según los datos oficiales, los españoles consumimos el doble de las recomendadas para estar sanos. Esto no quiere decir que estemos el doble de sanos: una dieta con demasiadas proteínas puede hacer daño a hígado y riñones, así como disparar los niveles de ácido úrico. 
  • Lactosa: únicamente quien sufre de intolerancia a la lactosa debe evitar tomarla. Para el resto (un 80% de la población) se trata de un hidrato muy recomendable. 

La capacidad de recuperación de tu bolsillo

Ni quitarle la lactosa ni añadirle proteínas (o sal y azúcar, de los que también andamos sobrados) hace mejor a una leche. 

Lo que está claro es que sube su precio, como puedes ver en esta imagen: 

¿De verdad sabes lo que comes?

El mercado está lleno de alimentos que parecen lo que no son. Por eso OCU se moviliza en un doble frente:

  • 1. Ayúdanos a que la letra pequeña crezca: queremos mejorar la ley del etiquetado de alimentos, pero para conseguirlo necesitamos tu firma
  • 2. Denuncia a las etiquetas que no dicen la verdad: hazlo a través de Twitter o bien escribiéndonos a sabemosloquecomemos@ocu.org 

Imprimir Enviar por email