Informe

Recetas de algas

10 enero 2013
algas

10 enero 2013

Cocinar algas no es ninguna extravagancia. Son ricas en minerales y vitaminas, aportan nuevas texturas a platos tradicionales y además están de moda. Te enseñamos 9 recetas para sorprender a cualquier comensal y disfrutar del auténtico sabor a mar.

Wakame (Undaria pinnatifida)

Wakame
  • Sabor: Ligeramente dulce, como a cangrejo de mar. 
  • Maridaje: En salazón, para su uso en ensaladas, es necesario limpiar el exceso de sal con un trapo húmedo y retirar el nervio central. Hervida, combina con vegetales cocinados. Se utiliza en infinidad de platos, pero su principal aplicación son las sopas, por su melosidad y cremosidad. Es un alga que combina excepcionalmente con bechamel y lácteos. 
  • Preparación: 10-15 minutos en remojo; es el alga que más humedad absorbe, una ración de 10g pasa a pesar 175 g. Cocción de 15 minutos.
  • Nuestra receta: con potaje de bacalao.
  • Ingredientes (4 personas): 200 g de garbanzos. 150 g de bacalao salado. 1 hojas de laurel. 60 g de algas wakame. 10 hebras de azafrán. 40 ml de aceite de oliva. 2 dientes de ajo pelados. 40 g de rebanadas de pan. 1 cucharada de perejil picado. 2 huevos cocidos.
  • Preparación: Poner los garbanzos a remojo en abundante agua tibia con sal, al menos durante 12 horas. Cortar el bacalao y desalarlo 24 horas en agua fría (cambiando el agua varias veces). Una vez remojado el bacalao, quitarle piel y espinas y desmenuzarlo. Machacar el azafrán hasta hacerlo polvo. Pelar los ajos. Freír en aceite caliente los ajos y el pan cortado en rebanadas. Escurrir y reservar el aceite. Cocer los huevos en agua con sal durante 10 minutos, refrescar en agua fría, pelar y sacar las yemas. Picar en dados la clara. Poner 2 litros de agua a hervir. Cuando esté cociendo se incorporan los garbanzos y el laurel. Se cuecen hasta que estén tiernos (una hora y media o dos horas). Se maja en el mortero el pan frito, los ajos fritos, las yemas de los huevos, el azafrán y el perejil, hasta obtener una pasta sin grumos a la cual se añade el aceite de freír, mezclándolo bien. Se vierte esta pasta en los garbanzos, se añaden las algas y el bacalao y se cuece 15 minutos. Se sirve en sopera caliente, decorando con las claras de los huevos cocidos mezcladas con el perejil picado.