Informe

Bombones: un placer a tu alcance

12 febrero 2015 Archivado
bombones

12 febrero 2015 Archivado

Un dulce detalle para celebrar San Valentín. O ese cumpleaños. O porque te apetece... cualquier ocasión es buena para celebrar con una caja de bombones ¿Buscas el mejor bombón? Te ayudamos a elegir. ¿Quieres saber cómo es tu bombón preferido? Te lo contamos. Déjate sorprender.

¿Cuál es tu bombón preferido?

Surtidos o solo de un tipo, sencillos o rellenos, blancos o negros, con frutos secos, trufa o licor… para gustos, los bombones. Todos ricos, pero no todos igualmente buenos, hablando en términos de calidad.

Este estudio está hecho para los que quieran elegir el mejor bombón... o saber más de sus bombones favoritos. Hemos comparado 13 bombones muy conocidos para saber cuál es el mejor... y ese premio recae en el surtido Bombones de autor de Chocolates Valor, que fue el mejor valorado por los expertos en nuestro pasado estudio de 2015.

¿Qué es y qué tiene un bombón?

Un bombón es una pieza de chocolate relleno que se puede comer de un bocado. En la elaboración de bombones se suelen emplear las mejores materias primas, elevada proporción de cacao, manteca de cacao, azúcar y unos rellenos de calidad. El objetivo es que una vez introducido en la boca ,el bombón se funda y libere su relleno.

chocolateria

Un bombón bueno...

  • Huele a fino chocolate.
  • Es brillante.
  • Tiene una fina capa exterior de chocolate y cruje al morderlo.
  • Se deshace entre los dedos.
  • Su sabor debe dar un punto de acidez agradable.
  • Debe resultar sedoso en la boca.  
  • Tiene que tener un final largo, permaneciendo en la boca e invitando a tomar más.
  • Nunca se deben apreciar  olores ni sabores  extraños ni texturas granulosas que se deben a la cristalización del azúcar por el paso del tiempo

¿Y el relleno? Lo más habitual es el praliné o la trufa. El praliné es una fina crema elaborada con almendra o avellana confitada en azúcar, mientras que la trufa se elabora con chocolate negro, mantequilla , azúcar y yema de huevo. Estos rellenos a veces se mezclan con frutos secos enteros o en trocitos, trozos de galleta o barquillo, trozos de fruta confitada, caramelo, o mazapán. Otros añaden algún licor.

Las virtudes de un vicio

  • La manteca de cacao es rica en ácido esteárico, una grasa saturada, que no eleva los niveles de colesterol en sangre.
  • El chocolate contiene procianidina, un flavonoide con efectos antioxidantes. 
  • El consumo de chocolate ayuda a liberar Serotonina en el organismo, la llamada hormona de la felicidad, junto con la teobromina, un estimulante similar a la cafeína. 
  • ¿Lo malo? El chocolate tiene una alta densidad energética: de media un bombón de aproximadamente 10 g aporta unas 60 kcal (similar a un yogur natural), proporcionadas por una elevada cantidad de azúcar (casi el 50%) y grasa (un 36%). Eso hace que su consumo deba ser ocasional… y moderado.

Consumir y conservar

Ah, ¿qué a ti los bombones te duran varios días? Debes guardarlos, pero cuidado, porque si no se conservan bien los bombones pueden estropearse.

  • Olvídate de la nevera: la humedad hace que pierdan el brillo y se vuelvan pegajosos, y el frio obliga a salir a la superficie a la manteca de cacao, con lo que se vuelven blanquecinos.
  • Son permeables a los olores: si están mal conservados durante un tiempo, cogerán olores ambientales y de los productos que tienen alrededor, así que tampoco vale cualquier armario sin más.
  • Y claro, en cualquier caso, huye de la calefacción.
  • Lo ideal, si vas a conservar una caja cerrada, hazlo en un lugar fresco y seco. Si ya está abierta... nuestro consejo es que compartas tus bombones con quien sí vaya a consumirlos.
  • Un compañero clásico de los bombones es un cava bien fresquito: por menos de 6 euros, puedes hacerte con unos bombones y un buen espumoso y celebrar en condiciones San Valentín... o lo que tu quieras.