Informe

Langostinos: mejor cómpralos en caja

11 diciembre 2013
langostinos

11 diciembre 2013

Los langostinos han pasado de ser un manjar reservado a ocasiones especiales, a convertirse en un producto de gran consumo. Los avances en la congelación, la acuicultura y la importación de crustáceos procedentes de países tropicales han contribuido a popularizar este alimento. Te ayudamos a elegir bien.

5 consejos para acertar

  • No piques: aunque te lo vendan como frescos, la mayoría de los langostinos y gambas a granel han sido previamente congelados. El producto fresco nacional triplica el precio.
  • Elige mejor langostinos sin pelar: ahorras manipulaciones, son más baratos… y menos gravosos en términos de sufrimiento humano: el proceso de pelado se realiza en muchos países productores en muy malas condiciones para los trabajadores.
  • Piensa que los animales más pequeños son más baratos en principio… pero también tienen mucho más desperdicio.
  • No se han hallado restos de cadmio o metales pesados (salvo en un caso, y en cantidades legalmente admitidas), pero aun así es preferible no chupar las cabezas.
  • Si tienes colesterol, ácido úrico elevado o problemas de alergias respiratorias, no abuses de los langostinos.