Informe

Conservar los alimentos en casa

20 junio 2017
Conservar alimentos

20 junio 2017

Una cuarta parte de las intoxicaciones alimentarias se deben a una inadecuada refrigeración, ya que los microorganismos patógenos se reproducen con gran rapidez si se encuentran a una temperatura templada. Hay que extremar las precauciones para evitar riesgos.

Restos de comida, a la nevera

  • La comida cocinada, en cuanto deje de quemar, métela en la nevera, dentro de recipientes limpios. No dejes que se vaya enfriando fuera. Cuidado sobre todo en verano, los alimentos pueden estropearse con el calor y están más expuestos a contaminación.
    El único inconveniente de meter alimentos aún calientes en la nevera es que elevan un poco al principio la temperatura interior y aumentan el consumo de electricidad. Pero creemos que es mejor no jugarse la salud. Ten en cuenta que un alimento contaminado no siempre se ve raro o huele mal.
  • Una vez abierto un envase, la mayoría de los alimentos aguantan en buenas condiciones dos días (más información en el apartado ¿Cuánto dura cada alimento?).

  • Mete todo bien envuelto. Los alimentos abiertos, tápalos con plásticos o ponles pinzas para cerrarlos y una etiqueta con la fecha de apertura. Si has abierto una lata y quedan restos, cámbialos a un recipiente de plástico o cristal.

  • Extrema las precauciones con los alimentos que guardas más tiempo abiertos en la nevera: no utilices las manos sucias o cubiertos que tengan restos de alimentos para servir la mayonesa, la mantequilla, etc. Estarás contribuyendo a su contaminación.

  • Si vas a tardar en consumir restos de comida, es mejor que optes por congelarlos antes de tenerlos durante días olvidados por la nevera. Para saber qué día los metiste dentro, anota la fecha.

Cómo lavar verduras