Informe

Compra cordero con seguridad

01 enero 2013
carne

01 enero 2013

No ha protagonizado una crisis alimentaria tan llamativa como el vacuno o las aves, pero la carne de cordero no está exenta de riesgos: una mala manipulación, fallos en la conservación o una escasa rotación están detrás de serios problemas de microbiología.

Cuidado con lo que comes

La carne de cordero es un producto alimenticio susceptible de sufrir una contaminación microbiológica, tanto en el momento del sacrificio, como en la posterior manipulación o por fallos de conservación, como no respetar la temperatura, exceder el tiempo idóneo o exponer la pieza a contaminaciones cruzadas.

El cordero tampoco se libra del recurso a los medicamentos para prevenir enfermedades o mejorar la productividad.


Imprimir Enviar por email