Informe

Alcohol: abuso y efectos

19 diciembre 2017
alcohol: abuso y efectos

19 diciembre 2017

El abuso de alcohol es peligroso y afecta gravemente a nuestro organismo. La primera consecuencia en que pensamos al hablar del abuso de alcohol es la resaca del día seguiente, pero los efectos pueden ser mucho más graves, sin hablar de la posibiliad de verse envueltos en un accidente de circulación o llegar a sufrir un coma etílico.

La adicción al alcohol

¿Cómo determinar si uno mismo (o una persona cercana) tiene problemas con el alcohol? Los médicos reconocen ciertos rasgos clave en la dependencia del alcohol. Cuantos más rasgos se le apliquen a una persona, más probable será que tenga problemas con las bebidas alcohólicas.

  • Compulsión: en un momento determinado del día surge una necesidad irresistible de beber.
  • Una pauta regular de consumo.  La mayor parte de las personas varían en su pauta de consumo de alcohol. Sin embargo, los alcohólicos beben regularmente para acallar los síntomas de abstinencia:  un carajillo todas las mañanas, una copa de coñac o anís a media mañana, varias cañas  antes  del mediodía, dos o tres  copas  de vino en cada comida, una  copa  todas  las  tardes  al  salir  del  trabajo…  Todo ello sin emborracharse ni necesariamente “ponerse contento” en ningún momento. Reflexione y trate de identificar alguna de estas pautas en usted mismo.
  • Tolerancia. Cuanto más se bebe, más rápidamente se metaboliza el alcohol y más aumenta la tolerancia al mismo. A menudo, a los alcohólicos no les afectan cantidades de alcohol que emborracharían a un bebedor ocasional.
  • El síndrome de abstinencia, un problema importante en personas que intentan reducir su consumo de alcohol. Pasadas entre 6 y 24 horas tras una sesión de consumo de alcohol, los niveles de alcohol en sangre caen y surgen los síntomas de abstinencia, entre los que se incluyen temblor, sudoración, insomnio, agitación y nerviosismo. Por lo general, los síntomas llegan a su punto álgido entre 24 y 48 horas después. El delirium tremens, el síntoma de abstinencia más grave, es posible que aparezca entre uno y cinco días después de que el alcohólico haya dejado de beber, es una emergencia médica que, si no se trata, puede llegar a provocar la muerte de aproximadamente uno de cada cinco alcohólicos.

Si crees que tienes problemas con el alcohol... y deseas atajarlos de raíz , es preciso acudir al médico.

Si quieres ayudar a un alcohólico

  • No le apoyes ni le protejas antes de que reconozca que tiene un problema.
  • No le dediques todo tu tiempo.
  • No amenaces a un alcohólico si no piensas cumplir la amenaza.
  • Intenta potenciar su autoestima.
  • Llévalo al médico.

Recuerda que hay además organizaciones de voluntariado y de ayuda mutua, como por ejemplo Alcohólicos Anónimos, a las que tal vez sea más fácil dirigirse.

Una vez que se ha conseguido reducir, o mejor aún eliminar por completo el consumo de alcohol, hay que enfrentarse a los problemas que condujeron a esa situación, mediante técnicas de dominio del estrés, con psicoterapia individual, de grupo y familiar, y abordando las dificultades profesionales.