Informe

Aditivo alimentario: cúales son

12 junio 2013
Aditivos

12 junio 2013

Están en tu menú aunque no lo sepas. Hay mas de 400 aditivos aprobados en la Unión Europea. No hay que tenerles miedo (la mayoría son totalmente inocuos) pero conviene saber lo que se esconde tras esos códigos que lees en las listas de ingredientes.  

Los innecesarios

Lista aditivos alimentarios innecesarios

Son aditivos casi siempre "estéticos". Mejoran el sabor y el color, pero no tienen ningun efecto más alla.

Si queremos evitarlos, una buena manera de hacerlo es reducir el consumo de aperitivos, refrescos, precocinados, salsas y charcutería. En estos platos es donde se concentran estas sustancias "de maquillaje".

Facilitan que el consumidor compre dichos productos, ya que estamos acostumbrados a un determinado aspecto. Por ejemplo: un refresco con un tan solo un 5% de zumo sería prácticamente transparente y no luciría ese fuerte color anaranjado que nos atrae. 

Colorantes (E-1XX)

  • Sus nombres empiezan por la letra E seguida del 1 y otras cifras.
  • La industria los utiliza para maquillar lo que nos comemos y que tenga mejor aspecto. Son muy habituales en gominolas y refrescos. 
  • Los azoicos pueden producir alergias. Además, investigaciones como el famoso estudio Southampton los han relacionado con hiperactividad. A pesar de la controversia, la UE decidió que los productos envasados adviertan de esta posible relación con la hiperactividad. Los azoicos son: E-102, E-104, E-110, E-122, E-124 y E-129.
  • Su presencia en los alimentos se ha reducido mucho, siendo sustituidos por otros de origen natural, como concentrados de frutas y verduras o colorantes no-azoicos.

Potenciadores del sabor (del E-620 al E-635)

  • Potencian el sabor de los alimentos, sobre todo sabores cárnicos, y pueden estar ocultando la ausencia de algún ingrediente de calidad (para así abaratar costes).
  • Son responsables del sabor "umami" típico de las pastillas de concentrado de caldo y que se ha identificado como el quinto sabor.
  • Acostumbran al consumidor a sabores artificiales y ricos en glutamatos. Se relacionan con el "síndrome del restaurante chino", una especie de reacción alérgica muy controvertida pero que está descrita clínicamente (se relaciona con dolores de cabeza, sofocos y malestar general).

Descifrando los Aditivos