Informe

Aditivo alimentario: cúales son

12 junio 2013
Aditivos

12 junio 2013

Están en tu menú aunque no lo sepas. Hay mas de 400 aditivos aprobados en la Unión Europea. No hay que tenerles miedo (la mayoría son totalmente inocuos) pero conviene saber lo que se esconde tras esos códigos que lees en las listas de ingredientes.  

Los imprescindibles

Aditivos alimentarios necesarios

Muchos aditivos son imprescindibles para evitar que los alimentos se estropeen, por crecimiento de moho, bacterias, o por oxidación:

Antioxidantes (E-3XX)

Sus nombres empiezan por la letra E y el 3 seguido de otras cifras.

Sirven para evitar que el alimento se oxide, lo cual produce alteraciones del color o del sabor y pérdida de nutrientes. El uso de nuevos sistemas de envasado, como las atmósferas modificadas o el envasado al vacío, no son tan necesarios.

En este grupo aparecen algunas vitaminas como la vitamina E o tocoferol y la vitamina C o acido ascórbico (del E-300 al E-305, del E-306 al E-309).

Los galatos (BHA y BHT) son unos antioxidantes de síntesis que cada vez se usan menos (consulta nuestra calculadora para conocer sus problemas asociados). Estos son los que pueden dar problemas si se consumen en gran cantidad:

  • E-310
  • E-311
  • E-312
  • E-320
  • E-321

Además, los fosfatos (desde el E-338 hasta el E-343) no son exactamente antioxidantes sino que se utilizan para corregir la acidez, y sobre todo para mejorar la capacidad de retención de agua en derivaados de carne y pescado (como jamones cocidos o anillas de calamar). Además, su uso en exceso pude interferir en la absorción de calcio desequilibrando el balance calcio/fósforo de la dieta.

De recubrimiento

  • Se aplican sobre la superficie de un alimento para tapar sus poros y evitar que crezcan gérmenes.
  • Gracias a ellos el alimento dura más tiempo sin secarse ni perder sus aromas.
  • Proporcionan un aspecto exterior brillante.

Ácidos, bases y sales (E-5XX)

  • Sus nombres empiezan por la letra E y el 5 seguido de otras cifras.
  • Aumentan la acidez del alimento para así evitar que surjan mohos o bacterias y para evitar que cambie el color cuando se cocinan. Favorecen la interacción de los distintos ingredientes (por ejemplo: las pectinas dan consistencia a las mermeladas).

Descifrando los aditivos