Informe

Aceite de oliva: las claves para acertar

24 octubre 2015
aceite de oliva

24 octubre 2015

El aceite de oliva es uno de los productos básicos de la cocina española. Pero hay aceites... y aceites. Por eso el aceite de oliva se debe elegir en función del gusto, del bolsillo y del uso que vayas a hacer de él. Te damos las claves para acertar cuando compres aceite de oliva.

Consejos de uso y conservación

  • Además del gusto y el precio, en la elección del aceite debe pesar mucho el uso que se le vaya a dar. Por ejemplo, en las frituras es mejor usar un aceite refinado, que tiene un punto de humo más alto. Para guisos es mejor usar un aceite de oliva virgen o un refinado de oliva o de semillas. Si embargo, en crudo se pueden apreciar las especiales propiedaes de un buen aceite de oliva virgen extra, por lo que debe reservarse para esos casos.
  • El aceite no se lleva bien con la luz ni con el calor: por eso debe guardarse en un lugar oscuro y resguardado de los cambios de temperatura. No es buena idea almacenarlo en el armario de la campana, o cerca de la placa de cocina o el horno.
  • La botella de vidrio es la que mejor protege de la luz. Sin embargo, las botellas de plástico PET son más permeables al oxígeno, que puede afectar al aceite. Tenlo en cuenta

  • El aceite virgen "extra" se estropea si permanece mucho tiempo abierto: si no lo consumes rápidamente, es preferible comprarlo en envases pequeños en lugar de garrafas de 5 litros.
  • El aceite de oliva es mucho más resistente a la alteración y a la degradación que otro tipo de aceites, como el de girasol, o los de mezcla. De hecho, si se usa para freír, puede reutilizarse varias veces.

Imprimir Enviar por email

Consejos de uso y conservación

Exclusivo socios ocu

Este es un contenido reservado a socios

¿Eres socio? Identifícate para acceder

Soy socio

HAZTE SOCIO