Consejos

Consejos de alimentación infantil

01 octubre 2017
consejos-menus-escolares

01 octubre 2017

¿Te preocupa lo que come tu hijo? A nosotros también: te ayudamos a mejorar su alimentación con una herramienta útil, la calculadora de menús escolares y con algunos consejos. Recuerda que equilibrio y variedad son la clave de una dieta completa y saludable, también para los más pequeños.

¿Comen bien tus hijos? ¿De todo en las cantidades correctas? Compruébalo usando 

Calculadora menús escolares

Una adecuada alimentación infantil se asienta sobre dos pilares básicos: equilibrio y variedad en los nutrientes. Un niño activo de 10 o 12 años necesita un aporte calórico de unas 2.500 kcal, que deben repartirse a lo largo de la jornada.

El desayuno, imprescindible

El desayuno es una comida muy importante. Saltarse el desayuno o tomar un desayuno pobre o insuficiente es un grave error.

Un desayuno completo para niños debe estar compuesto de varios elementos:

  • Lácteos (leche o yogures).
  • Fruta (entera o en zumo).
  • Derivados de cereal (pan, galletas o cereales de desayuno).
  • Otros (queso, jamón…).

Y, en teoría, debería aportar un 25% de las calorías diarias. Para completar esta cifra y, a la vez, evitar un ayuno prolongado, es buena idea tomar un tentempié a media mañana, en el recreo.

Una comida variada

En la comida deben combinarse distintos alimentos. Cada día, en la comida deben tomarse:

  • Hidratos de carbono: arroz, pastas, patatas, legumbres o pan.
  • Verduras, como primer plato o guarnición.
  • Proteínas, que deben provenir de carne, preferiblemente magras, pescado o huevos.
  • Fruta fresca o leche.

Y una cena que la complete

La cena debe servir para complementar la comida del comedor escolar, y de esta forma asegurar una dieta completa, equilibrada variada a lo largo del día.

En función de lo que se haya tomado durante la comida, es posible tomar un alimento proteico con una buena guarnición de verduras o hidratos de carbono, o un primer plato ligero y un segundo de pescado, huevos o carne (alternando la ingesta con lo que se haya tomado a mediodía).

La fruta fresca y los lácteos (leche o yogures) completarán el menú.

A media mañana y a media tarde

Los lácteos, la fruta o un bocadillo son una buena alternativa para las colaciones del recreo y la merienda. Nuestro consejo es que varíes el contenido, dando preferencia a los embutidos más magros, e incluso a conservas de pescado.

¿Comen bien tus hijos?

Además de respetar estos principios básicos, podrás mejorar la dieta de sus hijos usando regularmente la Calculadora de menú escolar, que le permitirá ver si siguen una dieta equilibrada y cómo debes completar lo que come en el cole con el resto de comidas.


Imprimir Enviar por email