Col lombarda

Descripción

Brassica oleracea. La lombarda es una col de color rojo rosado oscuro que tira a veces a azulado. En las hojas interiores su color suele ser menos intenso que en el exterior.

Valor gastronómico

Aunque lo más frecuente es consumirla cocinada, también se puede consumir la lombarda cruda. Como todas las coles, al cocerla huele mal. Esto es debido a la presencia de compuestos sulfurados que se liberan con la cocción. Se recomienda que no se cuezan estas verduras más de lo necesario (unos 5-7 minutos).

Beneficios nutricionales

Nutricionalmente son muy pobres en calorías, tienen abundante fibra. También son ricas en vitaminas, destacando el aporte en ácido fólico y en vitamina C. Debido a su aporte en fibra y compuestos azufrados, puede producir flatulencia y ser indigesta. Para evitar este efecto se puede escaldar primero en agua hirviendo y seguir la cocción con agua renovada.

Nuestro consejo

En el mercado hay que elegir siempre los ejemplares más duros, crujientes, compactos y que no desprendan fuertes olores. Hay que evitar aquellos ejemplares cuyas hojas interiores sean del mismo color que las exteriores (indicación de falta de frescura). La col lombarda se puede guardar en el frigorífico en una bolsa de plástico perforada.

Recetas

Sopa de lombarda (6 personas)

Volver