Informe

Grifos de agua termostáticos

01 enero 2011
water

01 enero 2011

“Yo siempre me ducho con el agua a 38 ºC” Esto sólo es posible con un grifo termostático, que permite graduar y mantener exactamente la temperatura seleccionada. El caso es que no todos los grifos termostáticos que hemos analizado funcionan como deberían, lo que se traduce en incomodidad y, sobre todo, en un despilfarro de agua y energía.

Seleccionar el chorro

  • Además de elegir la temperatura del agua, los grifos termostáticos permiten elegir el tipo de chorro que más le apetezca, es decir, que según el filtro que elija podrá escoger entre las siguientes clases de chorro:
    • Spray: La salida de agua es en forma de lluvia.
    • Laminado: Concentra la salida de agua produciendo un efecto masaje, sin mezcla de aire. Es el más indicado, por ejemplo, para llenar la bañera.
    • Aireado: El agua se mezcla con aire, consiguiendo una sensación menos punzante. Es el más apropiado para lavarse las manos. La mayoría de lo modelos vienen con una boquilla de este tipo.
  • También, una gran parte de los grifos termostáticos disponen de una posición ECO que permite fijar el caudal para no sobrepasarlo y ahorrar agua, ya que en algunos casos, el agua que se pierde hasta conseguir la temperatura ideal puede ser hasta de 10,5 litros.