Informe

Básculas de baño: guía de compra y uso

Cómo elegir la mejor báscula para ti

Mantener a raya el sobrepeso es bueno para la salud. Es conveniente vigilar nuestro peso, pero sin obsesionarnos con ello. Contar con una báscula de baño puede facilitar ese control ¿Estás pensando en comprarte una? ¿Quieres saber si es mejor una báscula analógica o digital? Revisamos las opciones y te damos las claves para acertar. 

25 noviembre 2020
bascula de baño

¿Quieres saber qué báscula es más exacta? ¿Te preguntas si son fiables las básculas de baño? Si no sabes dónde comprar una báscula, cuál es la mejor marca de balanzas o qué tipo de báscula es la que mejor responde a tus necesidades esto te interesa. 

Tipos de básculas de baño

Hay básculas mecánicas, electrónicas y hasta dispositivos “inteligentes”, básculas que ofrecen una amplia variedad de prestaciones, diseños y precios. El usuario que quiera comprar una báscula para controlar su peso tiene donde elegir- ¿Es mejor una báscula analógica o digital?  Pasamos revista a lo que ofrece cada tipo de báscula, y te contamos qué hay que tener en cuenta para comprar una balanza de baño. 

Básculas mecánicas

También se conocen como básculas analógicas, son las básculas de baño de toda la vida

  • Tienen una plataforma y un visor analógico, con un puntero y una escala que muestra el peso, normalmente en escala menos precisa (a veces de 0,5 kg).
  • Soportan una carga máxima de entre 120-136 kg.
  • No necesitan energía: funcionan con un sistema de piezas metálicas elásticas.
  • Su precio es asequible, de 9 a 15 euros.
Báscula de baño analógica

báscula clásica

Básculas electrónicas

Las básculas digitales cuentan con una plataforma donde subirse y una pantalla de cristal líquido, donde aparecen los números.

  • La escala de medición suele ir de 100 en 100 gramos.
  • Soportan una carga de hasta 180 kg.
  • Pueden funcionar con baterías alcalinas convencionales, o pilas de litio tipo botón.
  • Su precio ronda entre 10 y 20 euros.
Báscula de baño digital

báscula digital

Básculas inteligentes

Algunas básculas electrónicas van más allá y ofrecen otras prestaciones, que hacen de ellas un aparato realmente “inteligente”.

  • Memoria. Todos los modelos inteligentes disponen de memorias en las que quedan almacenados los datos de los usuarios. El numero de memorias varia de unos modelos a otros, oscilando entre 4 y 10 usuarios.
  • Posibilidad de cálculo de peso ideal.
  • Cálculo de grasa corporal. Algunos modelos inteligentes presumen de ser capaces de determinar el porcentaje de grasa presente en el cuerpo. Para ello usan distintos sistemas:
    • Un sistema de cálculo basado en el IMC al que añaden factores de corrección como la edad y el sexo.
    • Métodos de bioimpedancia eléctrica, más fiables: con unos electrodos situados bajo los pies, hacen pasar una pequeña corriente eléctrica por el cuerpo del usuario, lo que les permite estimar el porcentaje de grasa y tejido magro basándose en la distinta resistencia que presentan al paso de la electricidad.
  • Además, hay básculas inteligentes que se pueden sincronizar con el teléfono móvil para poder tener un histórico de mediciones, combinarse con apps de ejercicio, con programas de control de peso, etc. Generalmente se conectan vía bluetooth, aunque hay modelos con conexión Wi-Fi.
  • Estas básculas son algo más caras. Normalmente superan los 30 euros.
Báscula de baño con cálculo de grasa

báscula impedancia

Cómo usar bien la báscula

Lo primero es ponerla en marcha: en algunas básculas electrónicas es suficiente con subir a ellas, mientras que en otras es preciso dar un pequeño golpecito.

  • En el caso de las básculas mecánicas conviene ajustarlas a 0 antes de subirse, usando el regulador manual.
  • Colócala sobre una superficie lisa, firme y horizontal. Un suelo irregular o una alfombra pueden alterar los resultados.
  • En las básculas mecánicas, mire el visor desde una posición vertical, nunca ladeada.

Cómo pesarse correctamente en una báscula de baño

  • Usa siempre la misma báscula.
  • Pésate siempre a la misma hora y, si es posible, sin ropa.
  • Lo mejor es a primera hora de la mañana. Evita pesarte después de una comida o de hacer ejercicio.
  • Apoya los pies siempre en el mismo sitio procurando que el peso quede bien repartido, no te pongas de puntillas ni te apoyes sobre los talones.
  • Mantente quieto y erguido.

No te obsesiones con el peso. En condiciones normales, es suficiente con pesarse una vez al mes.

Cómo mantener tu báscula en buen estado

Hace unos años en OCU realizamos un análisis en el que, entre otros aspectos, nos fijábamos en la resistencia de estos productos. Realizamos 20.000 ciclos de pesaje con la mitad de la carga máxima que pueden soportar, lo cual equivale aproximadamente a 13 años de vida de una báscula que se utilice 4 veces al día, y vimos que en general salieron airosas. Además, comprobamos la resistencia a la corrosión, sin que se resintieran. Si compras una buena báscula, la usas correctamente y la cuidas bien, no tendrás problemas.  

Evita sumergir la báscula en el agua ya que los componentes pueden dañarse.

Para limpiarla no uses un cepillo, elementos abrasivos o detergentes: basta con pasar un trapo ligeramente húmedo y posteriormente secarla con un paño suave y seco.

Cómo calcular el peso ideal

Con una báscula de baño es fácil conocer nuestro peso… pero eso por sí mismo es solo una cifra: en ocasiones hay que recurrir a otros sistemas para saber si de verdad debemos adelgazar. Una buena forma de saberlo es calcular el Índice de Masa Corporal (IMC), también concocido como BMI, por su nombre en inglés, Body Mass Index.

  • Un IMC inferior a 18,5 indica que el peso es muy bajo.
  • Un Índice de Masa Corporal entre 18,5 y 24,9 es normopeso
  • Un IMC superior a 25 indica un sobrepeso
  • Si el IMC está por encima de 30 hablamos de obesidad.

Y tú, ¿tienes que adelgazar?

Calcula tu Índice de masa corporal (IMC)