Los sitios de OCU
Noticias

Insatisfacción con la liberalización energética

25 agosto 2011
Insatisfacción con la liberalización energética

La liberalización de la energía no ha traído la anunciada rebaja de las tarifas. Altos precios, poca información y escasa competencia. Ocho años después, los consumidores no están contentos.

La liberalización de la energía en España cumple 8 años. En el 2003, los consumidores españoles empezaron a poder elegir libremente su compañía de gas y electricidad. La teoría proclamaba que este proceso vendría acompañado de una reducción de tarifas.

La realidad ha demostrado ser bien distinta: en nuestros análisis comparativos hemos constatado repetidamente que las ofertas del mercado libre se limitan, en el mejor de los casos, a ahorros poco significativos que a menudo se desvanecen tras un corto periodo. 

Una relación problemática

La OCU ha realizado una encuesta para sondear la satisfacción de los usuarios con sus compañías de gas y electricidad. Los resultados completos estarán disponibles en el número de septiembre de nuestra revista Compra Maestra.

Como adelanto, aquí están las opiniones de los españoles sobre la liberalización. En general, los consumidores no están satisfechos con la relación que mantienen con sus proveedores:

  • Precios: Nítido suspenso para la liberalización. Un 79% de los encuestados cree que no ha servido para bajar el precio de la luz y un 77% no considera que haya ayudado a reducir la factura del gas.
  • Información: Una de las grandes carencias del nuevo mercado energético. Más del 75% de los encuestados opina que no es fácil comparar las tarifas de las diferentes compañías de gas y luz. En torno al 60% cree que no hay información suficiente al acceso del consumidor.  
  • Facilidades: ¿Es sencillo cambiarse de proveedor? En el caso de la luz, un 39% considera que no. En el gas hay mayor división de opiniones, con un 33% que cree que es fácil cambiar y un 32% que piensa lo contrario.
  • Competencia: Pese a que el sector energético cuenta con multitud de compañías, el consumidor percibe que no luchan entre ellas, que no compiten lo suficiente en tarifas y servicios para atraer clientes. Esta situación es más marcada en el caso de la luz (según el 51% de los encuestados) que en el del gas (48%, con un 30% que considera que sí hay suficiente competencia).  

La mayoría permanece fiel

Ante semejante panorama, la mayoría decide quedarse como está y no cambiar de proveedor. En el mercado del gas, solo un 30% declaró haber cambiado al menos una vez. En el caso de la electricidad, esta cifra se queda en un ínfimo 13%.

El argumento principal para no cambiar es el más lógico: no merece la pena porque no existen diferencias significativas entre compañías.

A los promiscuos se les convence: por teléfono o a la cara

Los hay que entran al juego de la liberalización y cambian de compañía para intentar aprovechar las ventajas de la competencia. Llama la atención que gran parte de los que han cambiado de proveedor lo hicieron después de que la nueva compañía les contactase sin haberlo ellos pedido.

En el caso de la electricidad, el 29% de los encuestados reconoció haber sido tentado por una compañía diferente a la suya. Un 13% de estos recibió la llamada de un teleoperador. Un 12% una visita a la puerta de su casa. Y el 5% tuvo el tratamiento completo: llamada más visita.

Estas prácticas, muy habituales en el mercado de los móviles o el ADSL, están extendiéndose con éxito en el sector energético. 

No siempre es fácil marcharse con otra

Y una vez que se cambian: ¿quedan contentos? La situación en el sector del gas es mejor que en el eléctrico, donde las molestias son muchas y variadas:

  • Procedimiento sencillo: Un 43% se declara "muy satisfecho" con la facilidad del cambio de una a otra compañía, pero un 20% dice estar "muy insatisfecho".
  • Tiempo de espera: El periodo necesario para completar el cambio es más problemático. El 33% queda "muy satisfecho" y el 27% "muy insatisfecho".
  • Problemas: Abundan las dobles facturas (al cambiar de una compañía a otra, nos llegan facturas de ambas durante un tiempo). También hay penalizaciones por permanencia insuficiente y problemas al cancelar el viejo contrato. Un 20% ha sufrido alguno de estos abusos. 

 

  • Consulta aquí todo lo que debes saber sobre las tarifas de Luz y Gas.


Al servicio de 345.000 socios.