Consejos

5 trucos para ahorrar energía en casa

11 octubre 2013
5 trucos para ahorrar energía en casa

Las facturas de gas y luz crecen sin descanso y suponen una carga para todas las familias. OCU, además de liderar el primer grupo de compra colectiva de energía, sabe lo que tienes que hacer para pagar menos. Cinco recetas para cuidar tu presupuesto.

1. Ajustar la potencia

Buena parte de lo que pagas en tu factura es la potencia contratada: cada 1,15 Kw de potencia suponen casi 50 euros al año. Por eso es fundamental controlar cuánta potencia contratas.

Si en tu casa nunca han saltado los plomos, ni siquiera cuando pones a la vez la lavadora, el horno, el lavavajillas... Puede ser que tengas margen para contratar menos potencia de la que estás pagando.

 

 

2. Revisar la tarifa

OCU conoce al detalle lo que ofrece el mercado y te ayuda a elegir la tarifa que más te conviene:

Comparador de Tarifas de Gas y Luz

Una tarifa con Discriminación Horaria puede ser una gran manera de ahorrar. Te interesa si eres capaz de concentrar al menos el 30% de la luz que consumes en horario valle (desde las 22 horas hasta las 12; desde las 23 a las 13 en verano).

El precio en hora valle es alrededor de un 47% más bajo que la tarifa normal, mientras que el precio en hora punta es un 20% más alto. 

Por cada 5% de tu consumo que lleves al horario valle, ahorrarás casi un 3% más en la factura. 

3. Apagar aparatos en stand-by

El consumo silencioso de los aparatos que están "apagados-pero-encendidos" te sale más caro de lo que crees.

Apagar todo lo que se queda en stand-by (teles, ordenadores, equipos de música...) significa ahorrar un 10% de todo lo que consumes. Para un consumo medio (3.500 kWh/año) esto son 52 euros de ahorro.

Si quieres cálculos más exactos, usa nuestra Calculadora de Consumo en Stand By

 

4. Usar con inteligencia los electrodomésticos

Elige los programas que funcionan a temperaturas bajas (al calentar el agua es cuando más consumen).

  • Lavadora: temperaturas entre 40ºC y 60ºC implican un ahorro del 40% en luz.
  • Lavavajillas: los programas Eco funcionan a unos 50ºC. 

 

5. Gastar menos en calefacción

Una temperatura en casa de 19ºC a 21ºC es razonable. Por la noche es mejor que en los dormitorios baje un poco: entre 15ºC y 17ºC.

  • Cada grado de más supone un incremento del 7% en el consumo
  • Un buen mantenimiento de la caldera puede ahorrarte hasta un 15% al año.
  • Los radiadores deben estar limpios y sin muebles que los tapen (dificulta la difusión del aire caliente).
  • Los radiadores tienen que purgarse al comienzo de la temporada, en otoño, para que no tengan aire dentro (dificulta la transmisión de calor desde el agua al aire exterior).