Los sitios de OCU
Consejos

Alargadores: cómo elegir

1 noviembre 2011
Alargadores: cómo elegir

En nuestros hogares hay cada vez más aparatos y dispositivos electrónicos, pero el número de enchufes sigue siendo muy similar, con lo que es obligado compartir tomas de corriente. La solución en esos casos es recurrir a una base múltiple: ladrón o alargador. Te contamos en qué hay que fijarse para elegirlos bien

Acierta en tu compra

Si necesitas enchufar varios aparatos eléctricos en una misma toma de corriente, puedes utilizar una base múltiple, vulgarmente conocida como ladrón o alargador. Las hay con diferentes características, según el tipo de aparato que vayas a conectar. No se trata de dispositivos muy caros, pues el precio medio de un alargador de tres tomas con cable e interruptor ronda los 10 euros, pero algunos modelos pueden llegar a costar el doble sin ofrecer más prestaciones ni mayor seguridad. ¿Quieres acertar a la primera y comprar una base versátil y segura?

En qué hay que fijarse

La potencia máxima

Una base múltiple puede soportar sin recalentarse solo una potencia determinada, que depende del grosor de los cables con los que está construida. La suma de las potencias de los aparatos que conectemos a ella no debe superar esa cifra de potencia máxima.

La potencia máxima viene impresa en la carcasa, por ejemplo, 3.500 W. También se puede expresar en función de la intensidad y la tensión: 15/230 (3.450 W), 20/230 (4.600 W). Por supuesto, cuanto mayor sea el número de tomas que ofrece el alargador, más alta debe ser su potencia.

Fíjate bien en esa potencia, sobre todo, si tienes previsto conectar aparatos que calientan (planchas, calefactores, tostadores, hornos…), pues las resistencias eléctricas tienen, por lo general, potencias elevadas. En ese caso, elieg una base con una potencia máxima elevada, por ejemplo, 4.600 W, pero en cualquier caso, ten siempre cuidado de no sobrepasar la capacidad de la instalación eléctrica.

Toma de tierra

Para mayor seguridad, emplea una base múltiple con toma de tierra, que se distingue por las pestañas metálicas a los lados de cada toma. Conéctala siempre en un enchufe que también disponga de toma de tierra para no interrumpir el circuito.

Con interruptor

Las bases múltiples con interruptor de desconexión permiten ahorrar energía (y dinero), puesto que nos aseguran que ningún aparato conectado a ellas está consumiendo energía cuando el interruptor está desconectado. Además, facilitan el apagado de los aparatos cuando la toma de corriente original queda en un lugar poco accesible. Los que llevan luz son útiles para no olvidar que el alargador está encendido y los aparatos, por tanto, consumiendo. Pero si no usamos el interruptor y lo dejamos lucir constantemente, el consumo eléctrico se incrementa en 4 kW anuales.

Protección para niños

Las bases múltiples deben estar provistas de unas pestañas que cubren los orificios de los enchufes y que hay que desplazar para poder introducir las patillas. De esta forma, se evita el contacto con los deditos del bebé.

Orificios en forma oblicua o paralelos a la base

La orientación y separación de los orificios de las tomas es importante para que no haya dificultades al conectar los aparatos. Cuanto más separadas estén, más fácil es que se puedan conectar aparatos con enchufes voluminosos, como los que llevan transformadores. De igual modo, los orificios orientados de forma oblicua o paralelos a la base, son más prácticos que los orientados perpendicularmente a la base.

La longitud del cable

Cuanto más largo sea el cable, más fácil será la conexión en todo tipo de tomas de corriente. La longitud mínima aconsejable es de 1,5 metros. Son preferibles las bases múltiples que llevan un cable para conectarlas al enchufe que las que las que se insertan directamente (el clásico ladrón), que tienen más riesgo de falsos contactos y cortocircuitos.

Fijaciones de pared

Es práctico que dispongan de unas pestañas en las que se introducen los tornillos porque así se pueden fijar a la pared o a algún mueble y se evita que queden sueltos por el suelo con el riesgo de caídas, tirones de los cables, etc.

5 consejos de seguridad

  • Comprueba que los aparatos que conectas a la base no superan su potencia máxima.
  • Mantén la base múltiple alejada de materiales fácilmente inflamables, como visillos o cortinas.
  • Al desenchufar, tira de las clavijas, nunca de los cables.
  • No manipules aparatos eléctricos con las manos mojadas o los pies descalzos.
  • Busca productos con la marca de homologación CE.


Contenidos relacionados

Anexos

Al servicio de 345.000 socios.