Los sitios de OCU
Noticias

Acondicionadores de aire portátiles, más humo que aire

8 mayo 2012
Acondicionadores de aire portátiles, más humo que aire

Enfrían la mitad que los que requieren instalación, no disponen de calefacción y son muy ruidosos. Los aparatos de aire acondicionado portátiles tienen mucho que mejorar si quieren convertirse en una verdadera alternativa a los tradicionales.

La OCU ha realizado un estudio comparativo de aparatos de aire acondicionado portátiles, y los resultados resultan decepcionantes.

Muy limitados

La primera conclusión que sacamos tras analizarlo es que las limitaciones de este tipo de máquinas son demasiadas si se les compara con los dispositivos que sí requieren de instalación.

En primer lugar, ninguno de los aparatos analizados contaba con sistema de bomba de calor para calefactar cuando hace frío, lo cual limita su uso notablemente.

Desde el punto de vista de la eficiencia energética, estos dispositivos rinden la mitad que los tipo split, ya que el mejor de ellos no llegó siquiera a dar 2.5 kWh por cada kWh de energía eléctrica.

Mención aparte merece el tema del ruido, ni siquiera con el ventilador a bajas revoluciones se consigue aminorar. Mientras que la unidad interior de un split emite 44 dB en dichas condiciones (resultando relativamente silencioso), estos aparatos sobrepasan los 60 dB, con las consiguientes molestias que ello origina.

Respecto a la capacidad para retirar vapor de agua del ambiente, los aparatos de airea acondicionado portátiles también dejan mucho que desear, pues no eliminan más de 1,4 l/h en el mejor de los casos (un valor medio con respecto a los splits) y lo hacen no a través función deshumidificación, sino en el régimen normal de funcionamiento de la función enfriamiento. Esto podría resultar bastante frustrante para un consumidor que desea tener por separado las dos funciones: enfriar y deshumidificar.

En cuanto a la situación de confort, los aparatos portátiles no consiguen alcanzar ese nivel, puesto que, de los analizados, ninguno llega a enfriar completamente hasta los 25º. La razón es que la entrada de aire se produce a través de la ventana y resulta insuficiente en los días calurosos de verano.

Respecto a la versatilidad de estos equipos, se echan en falta movimientos automáticos de las paletas que favorezcan el reparto en la salida de aire y otros modos económicos de funcionamiento, diferentes al de potencia nominal.

La única noticia positiva es que, a diferencia de sus competidores splits, los portátiles sí cumplen con los criterios de la Directiva Europea de Stand-by, ya que casi todos están por debajo de los 2 W.

No son una alternativa

Por lo tanto, desde la OCU, hacemos un llamamiento a los fabricantes para que traten de mejorar en lo posible las prestaciones de estos aparatos de aire acondicionado, ya que entendemos que a pesar de ser más compactos que otros, deberían resultar más agradables y eficientes en su funcionamiento, si es que desean convertirse en una alternativa sólida a los sistemas tradicionales.

Sólo el precio es menor en los portátiles que en los aparatos fijos, pero, obviamente, porque están muy lejos unos de otros y sus prestaciones difieren notablemente.


Al servicio de 345.000 socios.