Niños e Internet

Los niños son los más vulnerables ante los peligros de Internet

Si los adultos no solemos tener en cuenta los peligros que acechan al navegar por Internet sin ningún tipo de control... ¿cómo lo van a hacer los niños? Ellos están expuestos a mayores amenazas, así que es necesario estar alerta y tomar las mismas precauciones que si estuviéramos en la calle o un centro comercial.

Navegar con seguridad

Internet es un gran aliado de la educación, pero no siempre somos conscientes de los peligros que acechan a los más vulnerables. ¿Es posible evitar que los niños caigan en contenidos indeseados?

Siempre advertimos a los niños que no se vayan con desconocidos, les damos la mano al cruzar la calle o no les perdemos de vista cuando están en el parque. ¿Por qué no tomar las mismas precauciones cuando navegan por Internet? En este mundo virtual también hay peligros de los que, con algunos pasos muy sencillos, podemos proteger a los más vulnerables de la casa.

Esto quiere decir que activando la navegación segura en tu buscador, podrás evitar que los niños accedan a contenidos inadecuados como aquellos que incitan a la violencia. Actualmente, todos los navegadores cuentan con esta opción, muy fácil de activar y muy eficaz en la prevención.

Este control supone una supervisión de lo que hacen los niños en Internet. Por ejemplo, podrás seleccionar las aplicaciones y el tipo de información al que pueden acceder dependiendo del tipo de dispositivo.

Cómo activarlo

Android: podrás crear diferentes usuarios, cada uno con una configuración y restricción. Así, podrás crear un perfil para tu hijo con el que restringir aquello a lo que no debería tener acceso. Suena complicado, ¿verdad? No te preocupes que te indicamos el camino a seguir y además, es muy intuitivo.

  1. Primero, tendrás que ir al menú de "Ajustes" y seleccionar "Usuarios".
  2. Dentro de esta sección, elige "Nuevo usuario/perfil".
  3. Ahora tendrás que pinchar en "Perfil restringido" para desactivar las aplicaciones correspondientes.
  4. Por último, pero no menos importante, como ya te hemos comentado en otros apartados, debes tener en cuenta que para asegurar la privacidad, tienes que desactivar el geolocalizador. Esto podrás hacelo en el menú de "Configuración".

iOS: ofrecen la posibilidad de bloquear determinadas aplicaciones para garantizar la seguridad de quien utilice el dispositivo. Para ello tendrás que:

  1. Dentro de la sección de "Ajustes" ir a "General".
  2. Elegir "Restricciones".
  3. A continuación, cuando pinches en "Activar restricciones", deberás crear un código que te permitirá cambiar la configuración cuando quieras. Así que idea un código que no sea fácil de descifrar pero que tú puedas recordar.

Windows: deberás seguir estos pasos. A priori pueden parecer muchos, pero no tardarás demasiado. Así que calma, que la paciencia es la que hace la ciencia.

  1. Ve al "Panel de control". Deberás elegir primero "Cuentas de usuario", después "Protección infantil" y por último "Configurar el control parental" para todos los usuarios.
  2. El siguiente paso consiste en hacer clic en la cuenta de usuario sobre la que se quiere establecer el control. Si la cuenta de usuario estándar no está aún configurada, haz clic en "Crear nueva cuenta de usuario" para configurar una cuenta nueva.
  3. Por último, tendrás que activar la configuración. Para ello, pincha en "Activado" dentro de "Control parental" y a continuación en "Aplicar configuración actual".

Mac: también podrás aplicar esta configuración de una forma rápida y segura.

  1. Selecciona "Preferencias del sistema" al hacer clic en el icono de la manzana (haz clic, no la muerdas). Después, selecciona "Usuarios y grupos", lo cual te permitirá crear tantos usuarios como quieras (tampoco te pases, ¿eh?).
  2. Ahora podrás crear un nuevo usuario sobre el que aplicarás las restricciones. Si aún no lo tienes, crea uno pinchando en el candado que encontrarás en la parte inferior izquierda de la ventana y selecciona el botón de '+'.
  3. Al crear esta nueva cuenta, te encontrarás con varias opciones. Elige "Gestionada con controles parentales", completa los campos y clica en "Crear usuario". Cuando te aparezca el nuevo usuario en la columna de la izquierda, pulsa sobre él para empezar a establecer el control parental en tu Mac. Para ello, haz clic sobre "Abrir controles parentales" y podrás marcar qué aplicaciones estarán disponibles para tus hijos.

Windows Phone: solo son un par de pasos, así que relájate.

  1. Primero ve a la lista de aplicaciones y elige "Rincón infantil". Dentro de esta sección podrás elegir tanto el contenido como las aplicaciones a las que tus hijos podrán tener acceso.
  2. Para un mayor control, podrás bloquear la pantalla de inicio con una contraseña que restrinja ciertos usos del teléfono.

Kindle:

  1. a. Deberás llegar a la sección de "Control parental". Para ello ve a "Inicio", después "Configuración" y "Seguridad y Privacidad".
  2. Ten en cuenta que para activar el control parental deberás introducir una clave que guarde la configuración.
  3. A continuación selecciona "Perfil restringido" y desactiva las aplicaciones a las que no quieras que accedan los niños.
  4. Si quieres asegurarte de que el proceso ha salido bien (seguro que sí), comprueba que aparece el icono de un candado en la parte superior de la pantalla.

BlackBerry: tardarás muy poco en activarlo:

  1. Dentro del menú de "Configuración", elige "Usuarios".
  2. Activa el selector "Control parental", introduce la contraseña y actualiza las opciones.

La educación es el primer paso

La educación debe ser una constante dentro del hogar. Es importante enseñar a los niños cómo utilizar las ventajas que ofrece la Red pero también cómo sortear los peligros con los que se pueden encontrar.

Ya sabemos que a los niños no les hace mucha gracia eso de la supervisión, pero es muy importante estar al tanto de lo que hacen por Internet. Para ello, es muy útil tener activado el control parental en los dispositivos.

No es necesario asustar a los niños, pero cuando les decimos que no se fíen de un desconocido, que no acepten algo de gente que no conocen o que no aporten información personal, estamos tratando de prevenirles. Igualmente, debemos aplicar estas normas a la vida online.

Posiblemente, a priori, los niños no entiendan que es eso de la geolocalización, por eso es importante que tomemos la medida de desactivarla de los dispositivos que los pequeños vayan a utilizar, ya que es posible que la faciliten sin darse cuenta.

Para asegurarte que los niños no utilizan los dispositivos sin tu consentimiento, conviene poner una clave que no puedan descifrar. Asimismo, también deberemos configurar el control parental para hacer un seguimiento de la actividad.

La mayoría de ordenadores y dispositivos disponen de cámaras, y aunque no es sencillo conectarse a ellas, si que se han dado casos de virus troyanos que pueden conectarlas a distancia. Para evitar que las imágenes personales de tu hijo salgan a luz, tapa la cámara con una tirita o una pegatina.

Aplicaciones y juegos

Los niños necesitan jugar y aprender, pero con precaución. No debemos permitir que hagan uso de las descargas de aplicaciones, que jueguen a juegos no apropiados para su edad o que pasen muchas horas frente al ordenador.

Antes decíamos que un niño nacía con un pan bajo el brazo, ahora lo hemos cambiado por: "Un niño nace con una tablet bajo el brazo". El uso de la tecnología empieza a una edad muy temprana, y lógicamente, lo primero que quieren hacer los niños es jugar. ¿Podemos tomar algún tipo de precaución?

Seguramente tu hijo te pida el juego/aplicación al que todos los niños juegan con el móvil durante el recreo. Primero, asegúrate de que la aplicación es lícita y en caso de descargarla, hazlo tú mismo. Asimismo, deberás poner una contraseña para que los niños no puedan realizar descargas sin tu permiso.

Antes de comprar algún juego para tus hijos, asegúrate de que tengan la etiqueta PEGI, esta etiqueta indica la edad recomendada de dicho juego. De este modo, si tu hijo tiene una corta edad, no podrá acceder a contenidos violentos o no recomendables para su edad. En esta página puedes descubrir qué significa cada etiqueta.

Para impedir la adicción a determinados juegos o que el niño se distraiga de sus quehaceres diarios, es importante poner una serie de normas que limiten los horarios para hacer uso de estos juegos y aplicaciones.

También te puede interesar...