Noticias

Impresora 3D, conoce el primer modelo

30 enero 2013
Impresora 3D, conoce el primer modelo

Su utilidad es discutible, aunque la impresora MakerBot Replicator 2 presenta un concepto innovador, de impresión en 3D, que algunos fabricantes aseguran que acabará imponiéndose. Este modelo ya está a la venta de manera online, pero ojo a su precio: 1.750 euros.

Su utilidad es discutible, pero la impresora MakerBot Replicator 2 presenta un concepto innovador, de impresión en 3D, que algunos fabricantes aseguran que acabará imponiéndose en el futuro.

La empresa MakerBot presentó su modelo de impresora 3D para uso doméstico, Replicator 2, en la pasada edición de la feria de la electrónica CES, en Las Vegas (Estados Unidos), y ya está a la venta online en todo el mundo por cerca de 1.750 euros, gastos de envío incluidos.

En la feria estadounidense pudimos ver otras impresoras en tres dimensiones, pero ésta es la primera que se comercializa y que está a la venta para todo el público.

En su interior, la MakerBot Replicator 2 tiene una base donde se ubica una plantilla computerizada con un software específico, denominado MakerBot MakerWare, que a su vez incluye algunas plantillas ya listas para imprimir. La información se transfiere por USB o tarjeta de memoria SD.

La impresora apenas se parece a una convencional. Por ejemplo, la Replicator 2 utiliza una bobina de un material similar al plástico llamado PLA, o ácido polilático, un derivado del maíz disponible en diferentes colores, que es el equivalente a los cartuchos de tinta. Se enrolla en forma de bobina y se acopla a la impresora. Cada bobina incluye un kilo de filamento de PLA y cuesta cerca de 36 euros.

La bobina de PLA, o ácido polilático, utilizada por la impresora 3D es el equivalente a los cartuchos de tinta de las impresoras convencionales.

La impresión se realiza por capas y el espesor lo determina la resolución escogida. La sustancia plástica se derrite y se inyecta en capas sobre la base de impresión.

El volumen máximo que se puede obtener es de 28,5x15,3x15,5 cm, y los valores de resolución varían entre los 100 y los 300 micrómetros.

El nivel de precisión es muy bueno, al menos en los objetos impresos en 3D en la exposición, como estas carcasas de móvil.

Mayor resolución se traduce en un mayor nivel de detalle en lo imprimido, aunque tarda bastante en imprimir y ése es otro de sus puntos débiles, pues son necesarias varias horas para que la impresora imprima un trabajo detallado completo en alta resolución.

El manual de equipamiento indica, por ejemplo, que un dibujo con formas simples tarda 40 minutos en imprimirse.

Si quieres conocer la mayoría de las impresoras disponibles en el mercado, entra en nuestro Comparador.


Al servicio de 345.000 socios.