Los sitios de OCU
Noticias

Sony Party-shot: un capricho

8 abril 2010
Sony Party-shot: un capricho

El nuevo soporte para cámaras de Sony permite hacer fotos automáticamente, pero tiene limitaciones, sobre todo, si las condiciones de luminosidad no son buenas. Además, cuesta 150 euros...

¿Disfruta hacienda fotos de grupo, en fiestas y reuniones…? El fotógrafo raras veces sale retratado. Ahora hay un fotógrafo-robot que puede hacer las fotos por usted: el Sony Party-shot es un soporte de Sony pretende facilitar la tarea de hacer fotos de grupo y tener siempre los mejores recuerdos de los momentos alegres…

El Party-shot Es parecido a una docking station o base para mp3: se trata de una base circular donde se encaja la cámara, que puede moverse en distintas direcciones. Cuesta cerca de 150 euros, pero sólo es compatible con dos cámaras Sony Cybershot: WX1 y TX1 (ambas tienen un precio que supera los 300 euros: podrá ver ssu caracteristicas en Mi Compra Maestra).

Características del Sony Party-shot

  • Movimiento vertical: 24º
  • Movimiento horizontal: 360º (con ajuste para 180° e 90°)
  • Alimentación: 2 pilas AA / adaptador AC
  • Salida de vídeo para conectarse a un televisor
  • Peso: 300 g
  • Precio:150 euros

Lo hemos probado

Hemos probado el Sony Party-shot, un producto que el fabricante anuncia como "su fotógrafo personal".

  • Esta base puede colocarse sober cualquier superficie plana y estable. La colocación es más fácil su se coloca sobre un pequeño trípode, algo que además mejora el encuadr de la foto. Sirve un trípode estándar.
  • El Party-shot realiza movimientos verticales (de 24º) y gira en horizontal (hasta 360º).
  • El usuario puede limitar el ángulo de rotación, el uso de flash o el número de fotos que hacer en un determinado lapso de tiempo: puede realizar esos ajustes desde la pantalla de su cámara.
  • Cuando se coloca la cámara en el Party-shot, se pone en modo automático, y hace un reconocimiento de la zona a fotografiar. Después realiza un reconocimiento facial (máximo 8 caras), y saca fotos de las personas que entran en el ángulo de visión.
  • El procesador de la máquina quien se encarga de esta tarea de reconocimiento: la máquina “memoriza” sus rostros y usa el zoom para mejorar los encuadres.

Un capricho que tiene limitaciones

En una primera impresión, el Party-shot revela ser una solución ingeniosa, pero presenta problemas: este dispositivo está pensado para máquinas compactas, pero se resiente si fotografía interiores poco iluminados.

Su funcionalidad es limitada cuando hay poca luminosidad: las fotos con flash son algo artificiales, y cuando no se usa esta opción, las fotos presentan un aspecto desenfocado.

En resumen, si ya tiene una cámara compatible (una Sony Cybershot WX1 o TX1), este robot fotógrafo puede ser un interesante accesorio, pero si tiene que comprar la cámara y el Party-shot, puede que la inversión sea demasiado elevada. 


Al servicio de 345.000 socios.