Noticias

¿Qué es el virus del Zika?

2 febrero 2016
¿Qué es el virus del Zika?

La OMS ha decretado una alerta sanitaria mundial por el virus del Zika, debido a varios casos de microcefalia y desórdenes neurológicos acaecidos sobre todo en Brasil, y provocados presumiblemente por este virus, que se transmite por picaduras de mosquitos infectados.

Lo que debes saber sobre el Zika

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha decretado una alerta sanitaria mundial por el virus del Zika, debido a varios casos de microcefalia y desórdenes neurológicos acaecidos sobre todo en Brasil, y provocados presumiblemente por este virus, que se transmite por la picadura de mosquitos infectados.

¿Qué es la enfermedad por virus Zika?

Se trata de una enfermedad causada por el Zika, un virus del género Flavivirus, y trasmitida por mosquitos. Sus síntomas consisten principalmente en fiebre no muy alta y en la aparición de un sarpullido en la piel llamado “exantema”, que suele comenzar en la cara y extenderse después al resto del cuerpo. Puede acompañarse de conjuntivitis, dolor de cabeza y dolor de las articulaciones.

La enfermedad es, por tanto, muy parecida a otras “fiebres exantemáticas” transmitidas por mosquitos, como el dengue o el chikunguña.

El periodo de incubación de la enfermedad por virus Zika oscila entre tres y doce días tras la picadura del mosquito. A veces la persona afectada puede no ser consciente de la relación. Los síntomas duran propiamente entre dos y siete días.

¿Si es leve, por qué preocupa?

La enfermedad por virus Zika es usualmente leve y, de hecho, tres de cada cuatro infectados no llegan a presentar ningún síntoma apreciable. La principal preocupación en términos de impacto sobre la salud es la asociación con un mayor número de casos de microcefalia en fetos y recién nacidos, así como de complicaciones neurológicas, que han sido comunicados en varios países, sobre todo en Brasil, coincidiendo con la rápida expansión de la infección que se está produciendo en estos momentos por el continente americano.

Esta asociación se encuentra bajo investigación y aún no es del todo segura, aunque hay evidencias que la apoyan. De hecho, antes de este gran brote americano, que dio comienzo hace aproximadamente un año, la infección por el virus Zika sólo se había documentado en brotes más reducidos en Asia, África, Micronesia y Polinesia.

Es por eso que la OMS acaba de declarar, este 1 de febrero, a la infección por Zika “emergencia de salud pública de importancia internacional”.

Ello supone automáticamente que las mujeres embarazadas sean el grupo de mayor riesgo.

¿Cómo se transmite?

La infección se trasmite mediante la picadura de un mosquito infectado. Los mosquitos con capacidad de transmitirla son los que pertenecen al género Aedes, distribuidos de forma diferente según el área geográfica. Uno de ellos es el Aedes albopictus, más conocido como “mosquito tigre”, de amplia presencia en el litoral mediterráneo.

No es descartable la posibilidad de transmisión a través de transfusión sanguínea, aunque no se ha documentado ningún caso. Tampoco se puede descartar totalmente el contagio por vía sexual, al estar presente el virus en el esperma. En todo caso, el papel que pueden jugar estos posibles modos de transmisión en la extensión de la enfermedad es aún muy poco conocido.

¿Cómo se diagnóstica?

El diagnóstico de confirmación se basa en la detección del virus en una muestra de una persona infectada, lo que es posible únicamente entre el tercer y quinto día tras la aparición de síntomas. También mediante pruebas serológicas; es decir, detectando en sangre los anticuerpos que la propia persona fabrica contra el virus. Esto es posible a partir del quinto o sexto día tras el inicio de los síntomas.

En España, el Centro Nacional Microbiología tiene capacidad para la detección del virus.

¿Puedo contraer la enfermedad en España?

A día de hoy, el principal riesgo de introducción en nuestro país está asociado con la llegada de viajeros infectados procedentes de áreas endémicas. El Ministerio de Sanidad español estima, tomando como referencia lo ocurrido con el chikunguña, de similares características y actualmente más extendido en América que el virus Zika, que podríamos esperar un número unos centenares de casos importados.

Así, ¿es posible que estos casos importados acaben dando lugar a contagios en el propio territorio español? Es difícil preverlo, pero el riesgo existe: dependerá de la presencia en cada lugar de mosquitos capaces de trasmitir la infección y de la afluencia de personas infectadas procedentes de zonas endémicas durante los meses del año en los cuales el mosquito está activo.

En España, el principal mosquito con capacidad de transmitir la infección es el Aedes albopictus o mosquito tigre. Se trata de una especie diurna que hace años no existía en nuestro país, pero que ya ha colonizado el área mediterránea. Desde su primera detección en 2004, este mosquito se ha establecido en al menos catorce provincias de siete comunidades: Cataluña, Comunidad Valenciana, Murcia, Baleares, Andalucía, País Vasco y Aragón.

¿Debo protegerme si viajo a zonas endémicas?

Ni la OMS ni las autoridades sanitarias españolas han recomendado a fecha de hoy restringir de forma general los viajes o el comercio con países, zonas o territorios con transmisión del virus del Zika, aunque el Ministerio de Sanidad sí recomienda que aquellas personas que lo hagan adopten medidas generales de protección contra las picaduras de mosquitos.

Respecto a las viajeras embarazadas, viajeros con trastornos inmunitarios o enfermedades crónicas graves, o personas que viajen con niños pequeños, el Ministerio recomienda consultar en un Centro de Vacunación Internacional para recibir recomendaciones sobre el uso de repelentes y otras medidas preventivas. No hay vacuna disponible ni se espera que la haya a corto plazo.

Los viajeros que presenten síntomas compatibles dentro de las tres semanas siguientes tras el regreso procedente de una zona afectada deben comunicárselo a su médico, señalando la estancia previa en un país afectado por un brote de dichas enfermedades. Se dispone de toda la información y las medidas preventivas a implementar por los viajeros.