Los sitios de OCU
Consejos

Efectos de la TV en niños y adolescentes: Recomendaciones para los padres

14 febrero 2012

Desde hace 15 años, la Academia Americana de Pediatría (AAP) ha venido mostrando su preocupación por la cantidad de tiempo que los niños y adolescentes pasan frente al televisor y los contenidos que en ella contemplan. Según el estudio Nielsen sobre medios de comunicación, un menor estadounidense medio pasa casi 3 horas diarias frente al televisor. Si añadimos el tiempo que dedica a los videojuegos o a ver películas en vídeo, la cifra supera las seis horas y media.

Aunque algunos programas de televisión pueden promover aspectos positivos como los buenos modales y la cooperación, otros pueden provocar perjuicios para la salud física y mental. Según la AAP, los estudios científicos han demostrado efectos negativos sobre el comportamiento (violencia y agresividad), la sexualidad, el rendimiento académico, la propia imagen y la percepción del cuerpo, la nutrición, la obesidad y el consumo de alcohol o de drogas. De hecho, el Estudio Nacional de Violencia Televisiva muestra que dos tercios de todos los programas contienen violencia.

Para afrontar este problema, la Academia propone consejos que se les pueden dar a los padres:

  1. Limitar el tiempo medio de televisión y otros medios audiovisuales a una o dos horas de programación de calidad al día.
  2. Retirar los televisores de las habitaciones de los niños.
  3. Procurar que los menores de dos años no vean la televisión y animarles a practicar actividades que estimulen el desarrollo cerebral: charlar, jugar, leer...
  4. Controlar los programas que están viendo los niños y los adolescentes. Elegir los de contenido informativo y educativo.
  5. Ver la televisión con los niños y aprovechar los programas para iniciar debates acerca de los valores familiares, la violencia, el sexo, las drogas...
  6. Utilizar los vídeos y DVD para grabar programas educativos.
  7. Apoyar los programas educativos en los colegios acerca de los medios de comunicación.
  8. Animar a los niños a desarrollar otras actividades como la lectura, el deporte o los hobbies.


Al servicio de 345.000 socios.