Informe

Depiladoras eléctricas

17 junio 2013
Depiladoras eléctricas

Son uno de los métodos más usados para depilarse y la información sobre su calidad escasea. Máquinas que arrancan los pelos de raíz y prometen eliminar el vello rápidamente y sin dolor. Hemos analizado 8 de los principales modelos en el mercado para descubrirte sus virtudes y defectos.

¿Cómo funcionan?

Acabar con el vello corporal puede suponer todo un reto. En el mercado existen muchas opciones para intentarlo, pero todas tienen sus inconvenientes. Las depiladoras eléctricas cuentan con una gran ventaja: el resultado de la depilación dura más que con otros productos como la cera o la cuchilla. El problema es que el proceso resulta más doloroso.

Las depiladoras eléctricas disponen de un cabezal con placas de metal montadas sobre una superficie plástica. Cuando el cabezal gira, las placas se juntan o se separan y el conjunto va rotando. De esta manera, la máquina agarra los pelos uno a uno y los arranca.