Desde OCU deseamos informarte que nuestra página web utiliza cookies propias y de terceros para medir y analizar la navegación de nuestros usuarios con el fin de poder ofrecerte productos y servicios de tu interés. Mediante el uso de nuestro sitio web aceptas esta Política y consientes el uso de cookies. Puedes cambiar la configuración u obtener más información consultando aquí.

LOS SITIOS DE OCU

OCU denuncia que el Gobierno no cumple sus obligaciones en materia de eficiencia energética

10 feb 2016

El Ministerio de Industria, Energía y Turismo llevará al próximo Consejo de Ministros un borrador de Real Decreto de Eficiencia Energética del que se eliminan la obligación de contar con sistemas de medición individual de calefacción. 

OK

  

Tal y como ha podido comprobar OCU, el ministerio de Industria, Energía y Turismo tiene intención de llevar al Consejo de Ministros del próximo día 12 de febrero el borrador de Real Decreto de Eficiencia Energética para su aprobación e inmediata publicación en el BOE. Como ya denunciase OCU el pasado mes de julio, el gobierno español estaba incumpliendo su obligación de trasponer la Directiva Europea de Eficiencia Energética (Directiva 2012/27/UE), la cual establecía como fecha límite para esta transposición la del mes de junio de 2014. Este incumplimiento había provocado de hecho el inicio de un expediente sancionador por parte de la Comisión Europea contra España en el mes de octubre pasado.

Con el envío del texto de real decreto al Consejo de Ministros el ministerio de Industria, Energía y Turismo parece querer frenar este expediente sancionador, sin embargo desde OCU se denuncia que desaparecen del articulado los artículos que transponían las previsiones de la directiva comunitaria en materia de individualización y control de los consumos energéticos en comunidades de vecinos.   

Hay que recordar que los objetivos principales de esta directiva son ayudar en la reducción de un 20% del consumo de energía de la Unión Europea en el año 2020, el fomento de las energías renovables y el aumento de la eficiencia energética en los sectores terciario y residencial, el transporte y en la industria. Por ello desde OCU no se entiende que precisamente se eliminen aquellas medidas que mejor pueden contribuir a uno de esos objetivos como es el del incremento de la eficiencia energética en el sector residencial.

No se puede olvidar que estas medidas que ahora desaparecen del borrador conllevarían un ahorro importante para los consumidores, además de racionalizar el consumo de calefacción en un país donde el gasto energético de las familias por este concepto es elevado. Además de ello, con la instalación de sistemas de contabilización individuales y sistemas de control, como son las válvulas termostáticas, cada hogar podría contar con información sobre su consumo en calefacción incluso por estancias de cada vivienda, otorgándoles así capacidad para tomar decisiones.

Desde OCU se exige al gobierno que cumpla con sus compromisos y que transponga la totalidad de la directiva, sin eliminar disposiciones que sí estaban incluidas en los borradores anteriormente estudiados por el Consejo de Ministros y que contaban con los informes favorables de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia y del Consejo de Estado.