Los sitios de OCU
Noticias

La crema de aceite de oliva Deliplus no es peor que otras

2 junio 2012
La crema de aceite de oliva Deliplus no es peor que otras

  • Acontecimientos posteriores modificaron el alcance y significado de esta noticia. Pincha aquí para saber más.

Circula por Internet el supuesto análisis de una crema nutritiva de aceite de oliva de la marca blanca de Mercadona, Deliplus, que tiene un precio muy asequible (1,60 euros el tarro de 200 ml) y de la que se dice que contiene "19 elementos nocivos". Además, se comenta que tiene "efecto adictivo y principios activos de muy baja calidad" y que "a nadie se le ocurra poner algo así a un niño".

A continuación, detallamos comentarios sobre los componentes de esta crema, presentes en la mayoría de productos de este tipo, no solo la crema de Mercadona. Todos son legales y ampliamente utilizados en estos productos, aunque algunos de ellos no sean los más recomendables. En cualquier caso, ningún cosmético debe presentar riesgos para la salud, ya que la seguridad de los ingredientes se analiza a nivel europeo antes de autorizarlos. Sin embargo, existen en cosmética multitud de ingredientes y es verdad que no todos son igual de recomendables.

Legales aunque quizá no recomendables

Las sustancias mencionadas en el supuesto análisis son ampliamente utilizadas en todo tipo de cosméticos; es decir, no solo son exclusivas de la crema de Mercadona. Sobre estas sustancias la OCU ya expresó su opinión en los artículos que tratan temas cosméticos: Por ejemplo los derivados del petróleo como la parafina (paraffinum liquidum) o el petrolatum no son recomendables porque pueden contener impurezas susceptibles de producir alergias, además forman una película impermeable que no deja transpirar la piel. Sin embargo, los incluyen multitud de cremas, no únicamente la de Mercadona, y son legales.

También por el impacto ambiental, derivado de su extracción y tratamiento posterior. Son ampliamente utilizados en cosmética por su versatilidad y bajo coste. Las siliconas tampoco son aconsejables, pero principalmente por razones de su impacto ambiental.

Respecto a los parabenes, se trata de sustancias utilizadas en cosmética por su acción conservante. Se incorporan en los cosméticos en muy pequeña concentración durante el proceso de fabricación. Su función es proteger a los productos de la contaminación microbiana durante la fabricación, almacenaje y uso cotidiano del consumidor. Hay distintos tipos de parabenes y en la OCU los hemos clasificado según su seguridad, ya que son causantes de reacciones alérgicas y algunos están bajo sospecha de alterar el equilibrio hormonal del organismo, un acción que se conoce como disruptora endocrina.

No te preocupes

Según los nombres que aparezcan en el etiquetado del cosmético, Metyl y etylparaben no son motivo de preocupación, siempre que estén en los límites que marca la legislación europea (si aparecen, deberían ir al final de la lista de ingredientes). Butyl y propylparaben mejor evitarlos en productos que permanecen en la piel, por ejemplo cremas, lociones (si podrían estar en champús o geles que se lavan con agua después). No aconsejables en productos para niños menores de 3 años y mujeres embarazadas.

Isobutyl e isopropylparaben son los elementos que generan más preocupación, y nuestra postura es que se dejen de utilizar. Sobre los conservantes conocidos como liberadores de aldehídos, es cierto que pueden causar dermatitis, irritaciones e incluso algunos están clasificados como carcinógenos. Deberían quedar relegados a productos que se lavan y que no permanecen mucho tiempo en contacto con la piel.

Obligatorio en el etiquetado

Sobre las fragancias sintéticas,  hay que tener presente que conviene no abusar de los perfumes, la Unión europea ha elaborado una lista de sustancias que se usan por su acción perfumante que, aunque se pueden utilizar con restricciones en cuanto su concentración, tienen más capacidad de producir alergias y por ello deben figurar obligatoriamente en el etiquetado. Algunas que más frecuentemente aparecen son por ejemplo limonene y linalool.

También es interesante señalar que independientemente del origen del ingrediente, sea natural o sintético, todos puedes causar alergias en personas sensibles. Pero los ingredientes de origen natural por lo general suelen dar menos problemas y tienen menos impacto ambiental. Se reconocen en la lista de ingredientes porque llevan el nombre en latín, por ejemplo Aloe Barbadensis, (Aloe Vera), Butyrospermum Parkii,(Karité).

Finalmente le damos unos consejos básicos a la hora de elegir un cosmético:

  • Elija los cosméticos con una lista de ingredientes más reducida. El impacto sobre la salud y sobre el medio ambiente es menor.
  • En el primer tercio de la lista, se encuentra el 90% de la cantidad total. Compruebe que no incluye derivados del petróleo, ni perfumes.
  • Si el ingrediente que se publicita en el etiquetado estará en el último tercio de la lista, pero estará en tan pequeña cantidad que consideramos que es una estrategia de marketing.


Al servicio de 345.000 socios.