Nota de prensa

Quince ciudades españolas suspenden en calidad de vida

26 junio 2012
Quince ciudades españolas suspenden en calidad de vida

Encuesta de la OCU sobre calidad de vida: casi el 50% de los barceloneses, madrileños y sevillanos consideran que su ciudad ha empeorado.

Madrid, 26 de junio de 2012. La calidad de vida de 15 de las 30 ciudades analizadas por la OCU obtiene un suspenso. Esta es la principal conclusión que se extrae de las más de 5.500 respuestas recibidas en la OCU, a finales de 2011.

El estudio se ha realizado en 30 ciudades españolas y en cuatro países más (Bélgica, Brasil, Italia y Portugal). Se han tenido en cuenta once criterios relevantes para definir la calidad de vida de una población.

La información íntegra se publica en la revista OCU-Compra Maestra del mes de julio.

Las preocupaciones de los españoles: el desempleo, con diferencia

La mayor preocupación de los españoles es el desempleo: así lo señala el 37% de los encuestados por la OCU en 2011, porcentaje que solo era del 14% en la misma encuesta sobre calidad de vida que se hizo desde la OCU en 2007.

La falta de perspectivas laborales arrastra a la baja la puntuación global de todas las ciudades estudiadas sin excepción, aunque Granada, Córdoba o las capitales canarias obtienen las puntuaciones más bajas.

La salud es el segundo tema de preocupación de los españoles. Aunque la encuesta de la OCU se realizó antes de los últimos recortes sanitarios, ya se apreciaba un empeoramiento de la percepción del ciudadano respecto a la atención sanitaria en Valencia, Barcelona y Palma de Mallorca, respecto a 2007.

Lo que sí se refleja claramente es el cambio de criterio en la forma de valorar la vivienda. La crisis del sector inmobiliario hace que los ciudadanos de Barcelona, Bilbao o Madrid tengan una peor percepción.

Peor que en 2007

El 35% de los ciudadanos encuestados opina que en los últimos 5 años la calidad de vida en su ciudad ha empeorado, y el 33% que ha permanecido igual. Estos datos contrastan con la encuesta que desde la OCU se realizó en 2007; por aquel entonces casi la mitad de los encuestados consideraron que su calidad de vida había aumentado.

Las diferencias por ciudades son significativas; alrededor del 50% de los habitantes de Palma de Mallorca, Madrid y Barcelona consideran que la calidad de vida empeoró, mientras que en Bilbao únicamente el 12% mantiene está afirmación.

Las mejores calificadas no alcanzan ni siquiera un notable. No obstante, hay una gran diferencia por ciudades. Localidades como Madrid, Barcelona con su periferia, las ciudades isleñas y las poblaciones del sur están peor valoradas que las del norte de España, como puede verse en el siguiente mapa.

Aunque cada ciudad tiene sus puntos fuertes y sus puntos débiles, la calificación global sitúa a Pamplona, Vitoria, Gijón, Bilbao y Logroño en los primeros puestos de la clasificación.

Por la cola, Las Palmas, Palma de Mallorca, Badalona, Alicante, Sevilla, Santa Cruz de Tenerife, Málaga, Valencia, Madrid, Murcia, Hospitalet de Llobregat, Granada, Vigo, Barcelona y Cartagena son las peores calificadas por los propios ciudadanos.


Al servicio de 345.000 socios.