Nota de prensa

Mutua Madrileña: la OCU impugna los acuerdos de la Junta

10 septiembre 2008
Mutua Madrileña: la OCU impugna los acuerdos de la Junta

Ha sido admitida a trámite la demanda de la OCU solicitando que se declaren nulos los acuerdos de la Junta de Mutua Madrileña. A juicio de la OCU, los beneficios deben destinarse a reducir las primas y no hay que imponer nuevas obligaciones a los mutualistas.

Madrid, 10 de septiembre de 2008. Se ha admitido a trámite en los Juzgados de Madrid una demanda de la OCU contra Mutua Madrileña Automovilista (MMA) impugnando los acuerdos adoptados en la Junta del 30 de mayo pasado por considerar que deben ser declarados nulos.

La OCU, que promovió la representación en la Junta de casi 800 mutualistas con el encargo preciso de oponerse a la aplicación del resultado y de impugnar las modificaciones estatutarias que consideraba perjudiciales para los mutualistas, entiende que algunas de las decisiones tomadas en dicha Junta son nulas.

La OCU considera que la propia constitución de la Junta debe ser anulada ya que los administradores denegaron el derecho de asistencia, por medio de representante, y de voto a otros 65 mutualistas que habían encomendado a la OCU la defensa de sus intereses.

Además los administradores infringieron el derecho de información de los mutualistas al responder, de forma incompleta o evidenciando una negativa a informar, a las cuestiones que por escrito y en tiempo y forma, se presentaron en relación con los puntos del Orden del Día de la Junta (en particular, cuánto había cobrado cada uno de los miembros del Consejo de Administración durante el año 2007).

Entre los acuerdos impugnados destacan el que limita el derecho de representación de los mutualistas y, - más importante, a juicio de la OCU -, la modificación de los Estatutos que abre la posibilidad de pedir a los mutualistas que sufraguen las posibles pérdidas que se pudieran derivar de la mala gestión de los administradores, en forma de un pago equivalente al valor de la prima (lo que significa duplicarla sin variar la cobertura) en lugar de echar mano de las reservas de la mutua que alcanzan, en la actualidad, los 2.000 millones de euros.

En ese sentido, la OCU considera abusivo que se haya destinado la totalidad de los beneficios (500 millones de euros) a incrementar las reservas de la MMA en lugar de haberse aplicado a reducir las primas o a repartirlas entre los mutualistas.

La OCU solicita igualmente que sean declaradas ilegales las retribuciones que se han autoasignado los administradores (que en los dos últimos años superan los 9 millones de euros) y que se les obligue a reintegrarlas en lo que a las de 2007 se refiere.

Finalmente, la OCU considera lesiva para los intereses de los mutualistas la decisión de no actuar contra el expresidente, Sr. Ramírez Pomatta, que exige a la Mutua una pensión de 19 millones de euros.

En su demanda, la OCU pide:

  • Que se declaren nulos todos los acuerdos de la Junta del día 30 de mayo.
  • Que se imponga a los consejeros la obligación de devolver las cantidades percibidas en concepto de retribución durante el ejercicio de 2007;
  • Que se imponga a la MMA la obligación de repartir entre los mutualistas el 75% del excedente obtenido durante el ejercicio de 2007.

La OCU ha solicitado igualmente al Juez que revise la formación de la lista de asistentes a la Junta para asegurar que las representaciones ostentadas por el Consejo de Administración habían sido producto de los correspondientes poderes especiales para dicha Junta emitidos por cada uno de los 35.000 mutualistas que el Consejo afirmó representar.

Para más información Eva Jiménez Tfno.: 91 722 60 61 (sólo para los medios de comunicación) - ejimenez@ocu.org


Al servicio de 345.000 socios.