Nota de prensa

Desestimada la demanda de la patronal lechera contra la OCU

11 abril 2012
Desestimada la demanda de la patronal lechera contra la OCU

El Juzgado ha desestimado la demanda que la patronal lechera interpuso contra la OCU por el estudio de calidad de la leche. Es una buena noticia: la Justicia avala la labor informativa de la OCU y considera que el estudio no supone ningún descrédito para el sector lácteo.

Madrid, 11 de abril de 2012. El Juzgado de Primera Instancia nº 2 de Madrid, en sentencia de fecha 26 de marzo de 2012, ha desestimado la demanda que el sector lácteo (representado por FENIL, Federación Nacional de Industrias Lácteas) interpuso contra la OCU tras la publicación de su estudio sobre la calidad de la leche entera.

La sentencia declara que las manifestaciones públicas de la OCU no dañaron ni el buen nombre ni el prestigio profesional del sector lácteo. Además, afirma que no puede declararse que la leche sea de mejor calidad que hace diez años.

Análisis de la leche: un estudio revelador

El 21 de junio de 2011 la OCU hizo públicos los resultados analíticos de 47 marcas de leche entera, encontrando diferencias abismales de calidad y desaconsejando comprar diez de ellas. Además, a juicio de la OCU, se podía afirmar que la calidad de la leche era peor, comparada con los resultados de un estudio similar llevado a cabo diez años atrás.

El sector lácteo demandó a la OCU

La noticia tuvo una gran repercusión social y provocó una demanda judicial por parte del sector lácteo (que entendió dañado su buen nombre) pidiendo que la OCU llevara a cabo una campaña millonaria en medios de comunicación para reparar la imagen del sector.

La Justicia nos da la razón

Ahora, la sentencia del Juzgado de Primera Instancia desestima todas las pretensiones de FENIL y declara que no se ha practicado prueba pericial por parte de la parte actora que rebata las afirmaciones de la OCU en relación a los contenidos en grasa encontrados en las muestras, ni la relación calcio/fósforo, ni la de lactulosa/furosina, aspectos todos ellos que sirvieron para determinar la mala calidad de determinadas marcas.

En relación a la afirmación de la OCU respecto del descenso de calidad de la leche a lo largo de los últimos diez años, la sentencia determina que FENIL no ha sido capaz de demostrar lo contrario puesto que su perito "no ha hecho un estudio de la leche en el año 2011 que permita afirmar que es mejor que la leche del año 2001". En esa línea, continúa afirmando que "no basta con descalificar el informe del perito [propuesto por la OCU], es necesario que haga un estudio de la leche analizada para que pueda constatarse la realidad de sus afirmaciones, esto es, que su calidad reúne todas las garantías sin contener, por ejemplo, estabilizantes no declarados, ni adición de sólidos lácteos o sueros de quesería".

Finalmente señala la sentencia, en contra de las pretensiones de FENIL, que "leída la nota de prensa, en su conjunto, no se estaban cuestionando las propiedades de la leche sino su calidad en las 47 marcas de leche analizadas".

La OCU saluda esta sentencia que viene a avalar el trabajo llevado a cabo por sus equipos y la labor informativa contenida en sus estudios comparativos desde hace casi 37 años.

Comentario del blog de los consumdiores sobre esta sentencia 
Consulta la sentencia completa


Al servicio de 345.000 socios.