Nota de prensa

¿Cliente de Bankia? No debes preocuparte

10 mayo 2012
¿Cliente de Bankia? No debes preocuparte

La intervención del Gobierno en Bankia ha propiciado que hayamos recibido decenas de consultas de sus clientes. Desde la OCU queremos tranquilizarlos con argumentos de peso, como éste del Banco de España: “BFA Bankia es una entidad solvente que sigue funcionando con absoluta normalidad y sus clientes y depositantes no han de tener motivo de preocupación”.

En la OCU estamos recibiendo muchas consultas acerca de la entidad bancaria Bankia, tras la intervención del Gobierno. Por eso, OCU inversores ha emitido una nota de prensa, mandando un mensaje de tranquilidad a los clientes de la entidad, al tiempo que solicita al Gobierno mayor transparencia.

El hecho de que el Gobierno haya intervenido es un hecho que ya de por sí favorece los intereses de los clientes de Bankia, pero, además, el Banco de España, que es el organismo regulador que más conoce la entidad, ha comunicado que “BFA Bankia es una entidad solvente que sigue funcionando con absoluta normalidad y sus clientes y depositantes no han de tener motivo de preocupación”.

El cliente no debe pagar la crisis

La OCU quiere recordar ahora que, con la intervención gubernamental anunciada, no entra en funcionamiento la cobertura del Fondo de Garantía de Depósitos (que cubre en caso de que una entidad no pueda devolver los fondos en ella depositados con hasta 100.000 euros por titular) y aprovecha para solicitar que dicha cobertura se amplíe a todo producto de inversión dirigido a pequeños inversores, en particular a fondos de inversión y seguros de ahorro.

En relación con las ayudas o fondos públicos destinados al saneamiento del sistema financiero, consideramos injusto que los ciudadanos paguen las consecuencias de la crisis del sistema financiero y que los bancos, amparándose en su posición de dominio, se beneficien de estas ayudas sin contrapartida alguna para los ciudadanos.

Pedimos transparencia

Por esta razón, desde la OCU pedimos al Gobierno la transparencia y claridad que se le presupone a una institución de tanta relevancia, de forma que se conozca con detalle el plazo de las ayudas, el coste que tendrá para los ciudadanos y la forma en que las entidades devolverán estas ayudas o lo mecanismos de recuperación de las mismas en el caso de que esas devoluciones no se produzcan.

Recordamos que en el origen de la crisis de solvencia del sistema financiero se encuentra en una regulación asimétrica e insuficiente que no ha protegido de forma eficaz los derechos de los usuarios e inversores. Por ello, instamos al Gobierno a que a la vez que toma medidas para garantizar la solvencia del sistema financiero, modifique la legislación para la adecuada protección de los intereses de los ahorradores e inversores.

 


Al servicio de 345.000 socios.