Nota de prensa

Alli se vende a quien no necesita adelgazar

19 noviembre 2009
Alli se vende a quien no necesita adelgazar

Un estudio de la OCU sobre la venta en farmacias de Alli, medicamento adelgazante sin receta, revela que en el 70% de las farmacias visitadas se vende Alli a personas que no necesitan adelgazar.

Madrid, 19 de noviembre de 2009.La Organización de Consumidores y Usuarios, OCU, ha elaborado una encuesta escenario sobre la venta en farmacias y en Internet de Alli, un medicamento para adelgazar que se puede comprar sin receta médica. La OCU visitó, de forma anónima, un total de 86 farmacias de las áreas más comerciales de 9 ciudades españolas: Barcelona, Bilbao, Ciudad Real, Córdoba, La Coruña, Madrid, Valencia, Valladolid y Zaragoza para comprobar si las farmacias informaban convenientemente sobre el producto requerido antes de venderlo. Entre las conclusiones de este informe destaca el hecho de que 7 de cada 10 farmacias visitadas vendieron Alli a los colaboradores de la OCU. Además, en 1 de cada 3 farmacias visitadas se vendió Alli, sin más, es decir sin que el farmacéutico hiciera preguntas previas, diera consejos o información sobre el medicamento. El informe completo se publica en la revista OCU-Salud del mes de diciembre.

La novedad de Alli reside en su modo de comercialización, es decir, asociado a la publicidad y sin control médico, por lo que cualquier consumidor, en principio, puede adquirirlo sin necesidad de receta. A juicio de la OCU, en estos casos, la labor del farmacéutico es imprescindible, informando sobre el producto, indicando al consumidor si lo necesita o no y ayudando a que se utilice bien. Lamentablemente, la OCU ha comprobado que la mayoría de las farmacias venden este medicamento sin preguntar ni ofrecer asesoramiento.

Así, sólo en el 29% de las farmacias visitadas por la Organización no se vendió Alli, aunque de ese porcentaje, sólo 13 farmacias lo desaconsejaron porque el farmacéutico evaluó correctamente que el consumidor que lo solicitaba no necesitaba adelgazar y, por tanto, no precisaba este fármaco (la persona que pedía el medicamento no tenía sobrepeso y su índice de masa corporal estaba entre 18 y 25). En el resto de farmacias, el único motivo alegado para no venderlo fue que estaba agotado.

Sin embargo, el 71% de las farmacias visitadas vendió a la OCU este fármaco, sin necesitarlo. A juicio de la OCU, una buena atención farmacéutica en este caso debería haber comenzado por una primera evaluación profesional del consumidor que solicitaba Alli: pues bien, sólo en 10 farmacias los farmacéuticos preguntaron el peso y la altura para averiguar el Índice de Masa Corporal (IMC) y poder aconsejar al consumidor sobre la conveniencia de tomar este medicamento. Además, el farmacéutico también debería haber averiguado si existía un problema de sobrepeso; si el consumidor padecía ciertas enfermedades; aspectos relacionados con el embarazo o la lactancia; consumo de otros medicamentos; y si se practicaba ejercicio. Alli no está aconsejado para cualquier persona y tiene beneficios limitados, efectos adversos y contraindicaciones. Una vez más, el resultado fue desolador: cerca del 60% de las farmacias visitadas no ofrecieron consejos y, en algún caso, dieron una pauta errónea al consumidor.

Un dato muy preocupante es el hecho de que en 4 farmacias, a falta de Alli, se ofreció el medicamento Xenical (en 3 casos porque Alli estaba agotado y en un caso porque era más barato). La OCU quiere recordar que Xenical, aparte de ser un medicamento cuya venta está prohibida sin receta médica, tiene además el doble de dosis de principio activo (orlistat) que Alli.

La OCU también ha recurrido a Internet para saber si por esta vía podría adquirirse Alli y en qué condiciones. La venta de medicamentos, sean del tipo que sean, está prohibida en Internet. Sin embargo la OCU pudo comprar Alli por Internet y comprobó los riesgos que encierra la compra de medicamentos on-line: productos que no llegan; plazos de envío muy largos; falta de control previo de un profesional sanitario ni de cuestionarios médicos; prospectos y envases en otros idiomas; o cápsulas fuera de su envase original.

Aunque Alli se pueda adquirir sin receta, la OCU aconseja no utilizar ningún medicamento para adelgazar sin consultar previamente con un profesional y recuerda que la clave para perder peso es dieta y ejercicio. Del mismo modo, aconseja, si quiere perder peso:

  • Averiguar si se tiene exceso de peso. Se considera sobrepeso cuando el IMC es superior a 25. vea cual es el suyo en la calculadora de Índice de Masa Corporal.
  • Adoptar unos hábitos de vida sanos: mejorar la dieta para hacerla más equilibrada y menos calórica y aumentar la actividad física para quemar más calorías y perder peso.
  • En caso de obesidad, consultar al médico sobre el método más conveniente para adelgazar.
  • No comprar ningún producto para adelgazar sin saber si es conveniente para cada caso particular y sin tener la información completa sobre sus efectos y contraindicaciones.
  • Exigir información sobre los medicamentos en la farmacia. Es un derecho del usuario.

La OCU considera inaceptable la venta de Alli como medicamento publicitario y preocupante la función llevada a cabo por las farmacias visitadas. Por ello ha puesto los resultados de este estudio a disposición del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AGEMED) y del Ministerio de Sanidad.

Para más información (medios de comunicación) Eva Jiménez, Tfno.: 91 722 60 61, o ejimenez@ocu.org


Al servicio de 345.000 socios.