Informe

Placas de cocina: hay donde elegir

30 enero 2014
Placas de cocina: hay donde elegir

¿Vitrocerámica o cocina con quemadores? Antes de decidirte por una u otra debes valorar el uso que le vayas a dar, el tipo de energía que quieres y cuál es tu presupuesto. Para ayudarte a acertar en su elección, comparamos los sistemas más habituales.

Cocinas a gas

Son las únicas que siguen calentando con llama visible. Suelen tener cuatro quemadores o fuegos, y una superficie de acero inoxidable o de acero esmaltado. Es bastante común que uno de ellos sea sustituido por un fuego eléctrico.

Cada quemador tiene unas dimensiones y una potencia diferentes.

Los modelos más completos (que también son los más caros) tienen un dispositivo de autoencendido, y algunos también cuentan con un sistema de seguridad ("gas stop") que corta el flujo de gas si por cualquier motivo se apaga la llama. Esto es algo muy interesante, que debería ser obligatorio para todos los aparatos.

Las cocinas de gas-cristal son aparatos que recuerdan mucho a una clásica encimera de gas, con la única diferencia de que la superficie, en vez de ser metálica, es de vidrio o algún material vitrificado.

Ventajas

  • Es fácil regular el calor.
  • Es un sistema económico: los aparatos están entre los más baratos y el precio del gas es más bajo que el de la energía eléctrica.
  • Se puede usar cualquier recipiente.
  • Bastante seguro: la llama evidente hace que sea difícil quemarse por contacto, olvidar apagar el fuego, etc.

Inconvenientes

  • Limpieza complicada.
  • La colocación de cazuelas y sartenes requiere atención.
  • El uso del gas siempre entraña ciertos riesgos.
  • Es un sistema poco eficiente.


Al servicio de 345.000 socios.